Casi doscientas ejecuciones hipotecarias en Ávila

Durante los 9 primeros meses de 2012 se presentaron por las entidades  de crédito (Bankia, ..) en Avila 199 ejecuciones hipotecarias, habiéndose lanzado de sus propiedades 235, en una época donde la tasa de desempleo en Avila es del 22,23 (el año 2012 dejo 18.489 parados), siendo superior a la media de Castilla y León (20.76) y en la que se destruyeron 53 empresas, cosa insólita, teniendo en cuenta las dificultades por la maraña administrativa para crear una empresa en Avila

La política del PP es muy tenue con los causantes de la crisis, lo único que ha hecho para ayudar en esta situación es publicar dos Reales-decretos leyes, posponiendo en unos pocos casos los lanzamientos –no las ejecuciones hipotecarias-, (el Real Decreto ley 27/12 los suspende hasta el 16/11/2014), con la consiguiente acumulación de intereses, gastos y costas del proceso, que crecen como una bola de nieve, aumentando las deudas de las familias afectadas, creando una agonía frenética, pues las entidades de crédito, en ningún momento renuncian a los derechos que tienen sobre las viviendas.

 

De otra parte el código de buenas prácticas, (Real Decreto Ley 6/12) ha sido un fiasco pues es un instrumento de adhesión voluntaria para las entidades de crédito, sin que nadie controle el cumplimiento efectivo del meritado código, pues la comisión que señala el Real Decreto Ley han puesto a las “zorras” (Asociación hipotecaria española, Banco de España, CNMV y Sº de Estado de Economía) a cuidar las gallinas (los consumidores).

 

En Avila ambos Decretos Leyes han tenido una repercusión nula.

 

De lo anterior se deduce que la actual legislación española es injusta y totalmente antisocial, protege y prima los intereses de las entidades financieras, frente a los afectados, pues hacen de los juzgados simples oficinas recaudatorias.

 

Son leyes de principios del siglo XX (la ley hipotecaria es de 1946) y en la ejecución se realiza a través de un proceso especial sin ninguna posibilidad de defensa para el ejecutado (consumidor), y lo que es peor se quedan con el bien ejecutado por algo mas de la mitad de su valor, perviviendo la deuda restante, con el ejecutado durante toda su vida como una sombra.

 

Muchos de los contratos, han incorporado, amparados en legislación de principios del siglo XX, cláusulas abusivas en los contratos, que no difieren mucho de la usura, incompatible con el derecho europeo -Directiva 93/13-.

 

Esperamos que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, arroje luz y frene los desmanes hipotecarios y sufrimientos de las familias españolas, ya que la pasividad de nuestros políticos hace poco o nada por ellas, tras admitir la cuestión prejudicial -ASUNTO C415/2011-, planteada por un Juzgado de Barcelona.

 

Desde la FSP/UGT consideramos que el sistema de ejecución de títulos judiciales sobre bienes hipotecados o pignorados, establecido en el artículo 695 y siguientes de la LECivil, es contrario al derecho comunitario pues de una parte limita la tutela del consumidor por cuanto supone formal y materialmente una clara obstaculización para el ejercicio de acciones o recursos judiciales que garanticen una tutela efectiva de sus derechos, pues sólo se pueden activar una vez que está el propietario fuera de su vivienda y de otra es desproporcionado vencimiento anticipado por el Banco, en contratos proyectados en un largo lapso de tiempo por incumplimientos en un periodo muy concreto, fijando la entidad financiera en los contratos cláusulas abusivas (intereses de demora, mecanismos de liquidación de intereses variables realizados unilateralmente por el Banco).

 

El PP pretende constituir un fondo social de viviendas para frenar el drama de las ejecuciones hipotecarias, y en Avila de momento no hay ni una de esas viviendas anunciadas por el PP. Creemos desde FSP/UGT que el PP vende humo y falta a la verdad a las personas que viven una situación dramática no querida por ellos y debida en muchos casos a la avaricia bancaria de este país, al dar publicidad de un fondo que en Avila no tiene nada.

 

Junto al crecimiento del paro y de las ejecuciones hipotecarias en Avila, se han disuelto en Avila 53 empresas durante el año 2012, teniendo en cuenta lo difícil que es crear una empresa en esta ciudad debido a la maraña administrativa, creemos que es una situación caótica para el año 2013.

 

Desde la FSP-UGT de Avila, siguiendo nuestra línea de actuación habitual, de no solo dedicarnos a criticar lo que se hace mal sino también contribuir a aportar soluciones y colaborar con las personas que tienen más problemas en nuestra sociedad, como ya hemos venido haciendo con nuestro Gabinete Psicológico, ayudando a presentar reclamaciones en materia sanitaria a quien lo precise etc. Ofrecemos  ahora a las personas que se vean afectadas por el drama de las ejecuciones hipotecarias asesoramiento en la FSP/UGT-AVILA los jueves por la tarde previa cita telefónica al 920254488.