Casi 390.000 ciudadanos de Castilla y León no pueden sacar dinero... en un cajero automático

Sacar dinero de un cajero automático

La desaparición de cajeros se explica por el cierre de oficinas bancarias, ya que desde 2008, se han eliminado el 22,4 por ciento de las sucursales castellanas y leonesas.

Más de 387.000 ciudadanos de Castilla y León no tienen acceso a un cajero automático, un dato que ha crecido un 4,1 por ciento desde que empezó la crisis en 2007, según un estudio realizado por kelisto.es recogido por Europa Press.

  

En concreto, desde el inicio de la crisis, el número de castellanoleoneses sin acceso a un cajero automático ha aumentado un 4,1 por ciento, al pasar de 372.110 a 387.521, como lo que Castilla y León se sitúa como la segunda comunidad donde menos ha aumentado el número de consumidores sin acceso a un cajero o sucursal.

  

Según este estudio, la desaparición de cajeros se explica por el cierre de oficinas bancarias, ya que desde 2008, se han eliminado el 22,4 por ciento de las sucursales castellanas y leonesas, un total de 703. Palencia y Burgos (ambas con un -26,2 por ciento) y Valladolid (-25,8 por ciento) son las provincias con una mayor reducción.

  

En total, 329.355 castellanoleoneses viven en municipios con sólo uno, dos o tres dispensadores de efectivo, lo que equivale al 12,9 por ciento de la población.

  

Además, según este estudio, en Castilla y León, la probabilidad de pagar comisiones al sacar dinero de un cajero se sitúa en el 39,1 por ciento, frente al 50 por ciento de media nacional. Así, las cuotas y comisiones por tarjetas que paga cada castellanoleonés se sitúan en 65,5 euros anuales, frente a los 70,2 euros de la media nacional.