Casi 1,5 millones de castellanoleoneses se beneficiaron de la acción de las fundaciones, que emplean a 9.400 personas

De izq. A drcha., Juan José Rubio, Dionisio Rodríguez y Silverio Agea
Casi 1,5 millones de ciudadanos de Castilla y León se beneficiaron, a lo largo del año 2012, de los programas puestos en marcha por las fundaciones que se mantienen activas en la Comunidad y que dan empleo a 9.400 personas.
VALLADOLID, 8 (EUROPA PRESS)



Así lo ha explicado este miércoles el catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Castilla-La Mancha, Juan José Rubio, responsable del estudio 'Comportamiento del empleo en el Sector Fundacional', presentado en Valladolid y que muestra la evolución de las fundaciones en distintos ámbitos.

En concreto, en España se contabilizaron en el año 2008 un total de 17,8 millones de beneficiarios, cifra que se incrementó hasta 29,68 millones en 2012 debido a la reducción de los servicios que venían prestando algunas administraciones; en el caso de Castilla y León, en 2012 la cifra de beneficiarios era de 1.426.000 personas.

De este modo, el 63 por ciento de la población española recibía en 2012 algún tipo de servicio por parte de fundaciones, porcentaje que en Castilla y León baja hasta el 56 por ciento.

En el terreno del empleo, las 5.508 fundaciones españolas activas con empleo (son 8.743 las activas efectivas de las 13.797 registradas, cifra que ha caído un diez por ciento por el impacto de la crisis y la reestructuración del sector público) contaban con 217.623 empleados directos en el año 2010, cifra que descendió hasta los 196.551 en 2012 aunque a partir de 2013, ha precisado Rubio, se detecta cierta recuperación.

Castilla y León, con 392 fundaciones operativas de las que la Junta gestiona 198, cuenta con 9.400 trabajadores vinculados al sector fundacional, lo que representa el 4,8 por ciento del total español, y la media en la Comunidad es de 24 empleados, cifra superior a la española (22).

El autor del estudio, quien ha destacado también el crecimiento del peso del empleo fundacional del 0,90 al 1,2 por ciento en el mercado laboral español, ha situado en 2.619 millones la remuneración de los asalariados con una media por contrato que ha pasado de 15.000 a 13.300 euros para evitar, ha precisado, la caída del empleo.

En este punto, el director general de la Asociación Española de Fundaciones, Silverio Agea, ha destacado que las fundaciones han "sacrificado" muchas cosas, desde sus propias reservas hasta una parte de las condiciones salariales de los trabajadores, para no dejar de prestar los servicios que ofrecen.

Dado que se trata de un sector "intensivo en mano de obra", el fundacional puede generar empleo "estable y de calidad" y, por tanto, el autor del estudio ha lanzado a las administraciones un mensaje de petición de apoyo por el papel que las fundaciones pueden jugar en la salida de la actual coyuntura económica y laboral.

MÁS DATOS

En el apartado de gastos económicos, el estudio refleja que en el periodo 2008-2012 ha caído en 406 millones la dotación fundacional por la extinción de algunas de estas organizaciones y en un 20 por ciento los ingresos totales, por lo que han tenido que acudir al endeudamiento o a sus activos para poder mantener su actividad.

La fuente de ingresos fundamental procede de donaciones y subvenciones (55 por ciento), venta de bienes y servicios (34 por ciento) y rendimientos del patrimonio (10,63 por ciento), ha explicado Juan José Rubio, quien ha asegurado que el sector público financia a las fundaciones en un 15 por ciento, por lo que las aportaciones privadas representan el 85 por ciento del sector privado.

"Hay que protegerlas e incentivarlas", ha destacado Rubio antes de reclamar un incremento de incentivos fiscales para fomentar los ingresos.

Frente a ello, los gastos han descendido tan sólo un 6,8 por ciento. "Se ha hecho más con menos", ha precisado el catedrático antes de situar en 3.058 millones el Valor Añadido Bruto del sector en España, cifra que en Castilla y León fue, en el año 2012, de 165 millones, lo que supone el 5,3 por ciento del total.

Las aportaciones de la Comunidad son superiores a la media del sector y su participación en el PIB son muestra de su eficiencia, ha subrayado Juan José Rubio, quien ha recordado que las fundaciones dan respuesta a necesidades sociales que, de no ser por su acción, tendrían "escasa o nula cobertura" debido a la reducción en la prestación de servicios públicos.

Madrid y Cantabria tienen la mayor tasa de densidad fundacional (número de fundaciones por cada 100.000 habitantes), con 32, y Castilla y León presenta 15 fundaciones (antes del proceso de ajuste, que ha hecho desaparecer 250, era de 31) por ese mismo ratio de habitantes, por debajo de la media nacional de 19.

El mayor porcentaje de fundaciones es de pequeño tamaño, con dotación de entre 30.000 y 500.000 euros, aunque las denominadas "microfundaciones" (menos de 30.000 euros) han caído del 37 al 20 por ciento, lo que demuestra que han sido éstas las que más han sufrido la crisis mientras "ganan peso específico" las grandes.

Además, se ha producido una evolución de fundaciones pequeñas, con objetivos y públicos muy concretos, además de financiación pública, a otras de mayor tamaño con funciones y destinatarios más amplios y financiación privada, y la pérdida de peso de las centradas en cultura y recreo con respecto a las vinculadas a la prestación de servicios sanitarios y sociales, investigación y becas, punto en el que se ha hecho "mucho esfuerzo".

"Cuando las administraciones se comprometen al desarrollo de un marco normativo adecuado, el sector responde y asume la cobertura de servicios sociales", ha destacado Rubio, quien no obstante ha recalcado que hace falta un marco regulatorio e "incentivos fiscales potentes".

DEMANDAS DEL SECTOR

Precisamente es la mejora de los incentivos la principal demanda del sector a las administraciones, como lo ha trasladado Agea, quien ha detallado que su petición radica en que los primeros 150 euros de donación desgraven al cien por cien, fórmula para incrementar la participación de pequeños donantes, y que a partir de 151 euros pase de desgravarse del 35 al 70 por ciento en el caso del IRPF y al 65 por ciento en el caso del Impuesto de Sociedades.

"La Reforma Fiscal va por el buen camino pero no es suficiente", ha aseverado antes de reiterar que, en caso contrario, no se podrá mantener el gasto en un sector "muy sensible" que reclama además "transparencia", en lo vinculado a la difusión de resultados, y eficiencia, para lo que se precisa de la puesta en marcha del Protectorado y Registro Único.

A su juicio, la Fundación es "el mejor instrumento para ser solidario" y, lo que el sector ha podido hacer para ser "más eficaz y eficiente" ya "está hecho".