Cascada de reacciones contra Morenés por su actitud "chulesca, facha, patética e indigna"

Pedro Morenés en el Congreso

Algunos piden su dimisión pero el portavoz del PSOE prefiere quedarse en la exigencia de explicaciones y las medidas de prevención tras el caso de Zaida Cantera. 

Diputados del PSOE han denunciado en las redes sociales la actitud del ministro de Defensa, Pedro Morenés, en el debate parlamentario sobre el caso de la comandante Zaida Cantera, que fue objeto de acoso sexual en el Ejército. Entre otros calificativos, tachan su reacción de "indigna, facha, prepotente y chulesca".


Morenés protagonizó este miércoles un agrio enfrentamiento dialéctico en el Pleno del Congreso con la diputada de UPyD Irene Lozano, a la que acusó de bajeza moral e incluso mandó callar con el gesto de ponerse el dedo en la boca.

UPyD acabó pidiendo la dimisión del ministro, una exigencia a la que también se sumó el socialista guipuzcoano Odón Elorza: "Actitud facha --ha escrito en la red social Twitter--. Dimita Sr. Ministro por mirar a otro lado". "La respuesta del ministro es lo peor que he visto nunca. La ha tratado de "bajeza moral. Que se vaya", apunta el portavoz de Sanidad, Pepe Martínez Olmos.

También el portavoz de Hacienda del PSOE, Pedro Saura, ha comentado en declaraciones a los periodistas que Morenés "tendría que haberse ido hace ya mucho tiempo" y ha tildado de "patético" su comportamiento tanto por su contenido como por el respeto que ha demostrado tener a los diputados por mandar callar a Lozano.

Otros diputados socialistas prefirieron hacer hincapié en criticar la respuesta de Morenés a la diputada de UPyD: "Tremenda la actitud del ministro --añade la canaria Pilar Grande--. Contestación de manual, leída, y actitud prepotente y hasta chulesca mandando callar a la oposición".

"LA DERECHA DESBOCADA"

El catalán Álex Sáez considera "lamentable" la respuesta de Morenés a UPyD: "Vergonzante posición, indigna de un ministro", sostiene. "La derecha desbocada --agrega Francesc Vallés--. El ministro de defensa manda callar a una diputada. Tremendo todo".

Para el andaluz Antonio Pradas, de la Ejecutiva Federal, el ministro ha "perdido los nervios", mientras que el extremeño Nacho Sánchez Amor cree que "la actitud de Morenés ha sido sencillamente indigna, intolerable en un Parlamento".

Según la balear Sofía Hernanz, de la dirección del Grupo Socialista, la respuesta del ministro a Lozano haz sido "vergonzosa". "Más que vergonzoso el ministro mandando callar a Irene Lozano", añade Leire Iglesias.

La que fuera portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, apunta por su parte que si Morenés "insulta y desprecia a una diputada cuando le pregunta por el acoso en el ejército, cómo no tratará a una capitana", en alusión a Zaida Cantero cuando sufrió el acoso.

DEBÍA HABERSE SOLIDARIZADO

De su lado, el portavoz socialista en la Comisión de Defensa, Diego López Garrido, ha lamentado desde los pasillos del Congreso que el ministro haya perdido una "gran oportunidad" para solidarizarse con la comandante y con todas las víctimas de abuso de autoridad y de acoso sexual y moral en las Fuerzas Armadas.

También le ha acusado de haber "ninguneado" al Parlamento porque hasta ahora se ha negado a comparecer en comisión por este asunto y le ha recriminado que se "escude" en el "buen nombre" del Ejército para no dar explicaciones. "El buen nombre del Ejército se defiende liderando el combate contra el acoso sexual y el acoso moral en el Ejército y no con frases grandilocuentes", ha dicho.

Preguntado si, como reclama UPyD, Morenés debería presentar su dimisión, López Garrido ha contestado que "eso es una cosa que tiene que decidir él" y que al PSOE lo que le "importa fundamentalmente es que se consigan avances en prevención y protección a las víctimas de acoso" y que el ministro rinda cuentas de lo que ha hecho a este respecto.