Casado: “La Constitución española no es el problema. Es la solución”

Pablo Casado. FOTO: Europa Press

Asegura que “no hay mayor irresponsabilidad que 24 horas antes del pleno secesionista” poner en duda la legitimidad de las instituciones que lo tienen que combatir:  Senado y Tribunal Constitucional.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha explicado que “la Constitución española no es el problema, es la solución a los problemas. Hay que decir claro a aquellos que no tienen ni una sola hora de experiencia de gestión pública que en España no hace falta una segunda transición. Estamos muy orgullosos de nuestra transición y de nuestra Constitución”. “No hay mayor irresponsabilidad que, 24 horas antes del mayor desafío que enfrenta la democracia española, lanzar el mensaje de que nuestras instituciones no valen”, ha destacado en referencia a las propuestas que ayer sábado hizo Ciudadanos.

 

“Es una absoluta irresponsabilidad lanzar el mensaje de que nuestra Cámara Alta, la encargada de enfrentar nuestro desafío secesionista, no vale; lanzar el mensaje de que nuestro Tribunal Constitucional, que va a ser el garante de la legalidad y la unidad de España, no vale; lanzar el mensaje de que el Consejo General del Poder Judicial, órgano que protegerá a los jueces para hacer cumplir la Ley que algunos pretenden incumplir,  no vale.”, ha subrayado.

 

En un acto de www.cumPPlimos.es en Valencia, junto a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, el ministro de Justicia, Rafael Catalá y el presidente provincial, Vicente Betoret; Pablo Casado ha enfatizado que “hay que decir muy claro a aquellos partidos que van de nuevos y a aquellos que, siendo viejos dicen que hacen política nueva, que no hay nada más viejo que intentar hacer electoralismo con las reformas constitucionales. Ya en el siglo XIX se aprobaron siete reformas constitucionales partidistas. Una reforma constitucional debe ser todo lo contrario, debe ser responsable y debe apelar a consensos sin hacer arma arrojadiza electoral”.

 

A juicio del responsable popular, no “podemos seguir haciendo paellas mixtas de legislación como hace el PSOE para intentar contentar al PSC y a Susana Díaz a la vez, o proponer meter la piqueta en los edificios institucionales para derruir todo nuestro sistema institucional de la Transición”.

 

Casado ha lamentado que sólo el PP “sigue en la defensa de nuestro marco constitucional” y ha insistido en que  “el PP estará defendiendo la legalidad, la Constitución española. España no se va a romper, seguirá siendo un país unido y espero que el resto de partidos apoye fortalecer nuestras instituciones y no reescribir una historia de la que estamos muy orgullosos”.

 

UN SISTEMA CONSTITUCIONAL VÁLIDO

 

El vicesecretario de Comunicación del PP ha argumentado que “el sistema constitucional español es absolutamente válido y permeable. Tan permeable que aquellos que acampaban en la Puerta del Sol han pasado en diez meses a presidir el Ayuntamiento de Madrid en el Palacio de Cibeles”. “Este sistema está vigente. Tendrá sus defectos. Tendremos que perfeccionar el sistema, pero sin pasar por el trauma dividir a los españoles”, ha enfatizado.

 

Casado ha explicado cómo, en su opinión, “no hay mimbre para hacer un mejor cesto que el del 78”. “No veo nivel en la oposición para enriquecer un sistema al que nos debemos todos. Yo nací en 1981. Yo no voté la Constitución española, pero me siento representado por mis padres, mis abuelos y por la historia de mi país plasmada en una Constitución que nos ha dado la etapa de mayor prosperidad que recordamos”, ha proseguido.

 

En este sentido, el dirigente del PP ha argumentado que “los partidos serios no proponen cambiar las cosas cada treinta años; no descosen ni abren en canal nuestro sistema constitucional para obtener réditos políticos o por olas de popularidad”. “Los grandes países –ha destacado– llevan trescientos años, como EEUU, conviviendo con un marco constitucional”.

 

FORTALECER Y PRESTIGIAR NUESTRA CONSTITUCIÓN

 

El vicesecretario de Comunicación del PP ha manifestado que lo que hace falta en España es que los partidos políticos se dediquen a “fortalecer, respetar y prestigiar las instituciones”. “Sólo el PP está – ha añadido– en la defensa de la independencia y calidad  nuestra Justicia; en la defensa de nuestro poder legislativo, al que ahora pretenden hacer más débil y mezclado con el Ejecutivo convirtiendo el Senado en un órgano donde los presidentes autonómicos decidan sobre la soberanía nacional, que somos todos nosotros cuando elegimos en las urnas a nuestro representantes en el Congreso y en el Senado”.

 

Casado ha subrayado que “no se puede convertir el Senado en un chiringuito de presidentes autonómicos en el que se liquide la separación de poderes, la soberanía nacional y el voto de los españoles valga más en unas regiones que en otras”.

 

“Menos demagogia y menos power point; menos irresponsabilidad en vísperas de desafíos, y más fortalecimiento institucional en España”, ha enfatizado.

 

APUESTA POR EL MUNICIPALISMO Y LAS DIPUTACIONES

 

El vicesecretario de Comunicación del PP y cabeza de lista del PP por Ávila ha explicado que el Partido Popular apuesta de manera decidida por el municipalismo y las diputaciones provinciales. “¿Qué proyecto de ingeniería social pretende cargarse la administración más barata y eficiente que presta servicio a millones de españoles en el mundo rural?”, se ha preguntado.

 

“¿Qué proyecto político es aquel que desconoce que las diputaciones provinciales aportan los servicios públicos básicos a los pueblos? ¿Qué proyecto político es aquel que en Ávila, mi provincia, pediría la supresión del 99 por ciento de sus 248 municipios?”, por no tener más de cinco mil habitantes, ha insistido.

 

“Yo pido responsabilidad a los partidos, que salgan a conocer España, la vida de nuestra gente, de nuestros pueblos. Ir más allá de las facultades ciencias políticas y más allá del debate de la capital de España. No jugar con expectativas e ilusiones, elaborar proyectos políticos creíbles que fortalezcan el país y no sólo ocurrencias que generan frustración y crean problemas imaginarios donde no los hay; que lanzan mensajes de oportunidad a aquellos que quieren romper nuestra convivencia”, ha finalizado.