Carolina Marín, campeona del mundo de bádminton

Foto: Europa Press

Es la tercera europea de la historia que lo logra.

La española Carolina Marín ha hecho historia este domingo al convertirse en la tercera europea y primera española en convertirse en campeona del mundo tras ganar el Mundial de bádminton, disputado en Copenhague (Dinamarca), y colgarse oro en la gran final ante la china Xuerui Li, número uno del mundo y campeona olímpica, por 21-17, 17-21 y 18-21.

 
La andaluza, desde ahora vigente campeona de Europa y del mundo, siempre fue por detrás en el marcador en el primer set (21-17) pero aguantó el tipo y acabó dando guerra ante la favorita. En la segunda manga, la onubense sacó a relucir su extraordinario nivel y logró igualar la final (17-21).

   

Finalmente, la española de 21 años se llevó el oro con una gran remontada en un tercer set en el que supo manejar los nervios y jugó de forma impresionante los puntos decisivos.

  

Marín, 13 años después, conseguía que una jugadora europea se metiese en la final, y se convierte en la tercera en lograr el título, tras las danesas Lene Koppen (1977) y Camilla Martin (1999), un dato que pone de manifiesto el mérito de la andaluza. Es, por tanto, la primera vez en la historia que una española logra ganar el oro en una final del Mundial de Bádminton.