"Carne de Ávila" pide la anulación de la marca "Chuletón de Ávila C.R." por competencia desleal y posible infracción de su IGP

El Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Carne de Ávila adoptará medidas legales contra la marcha Chuletón de Ávila y su promotora, la Asociación Abulense de Hostelería, al constituir la misma una infracción de la IGP “Carne de Ávila” y actos de competencia desleal. Del mismo modo solicitará la cancelación de la misma, "por encontrarse incursa en diversos motivos de nulidad".

Desde el Consejo Regulador advierten en una carta, enviada a la Junta y al Ministerio el pasado día 25, un día antes de la presentación de la marcha chuletón, que ésta  "pretende valerse de la reputación labrada durante un cuarto de siglo por la IGP Carne de Ávila para posicionarse deslealmente en el mercado, distinguiendo productos cárnicos diferentes a los amparados por la Indicación Geográfica Protegida Carne de Ávila, con los que no guardan ninguna relación".

 

Una demanda que ya conocía de antemano, según el Consejo Regulador, la Asociación de Hostelería y que aún así se ha negado a dar un paso atrás.

 

NULIDAD DE LA MARCA "CHULETÓN DE ÁVILA C.R"

 

El Consejo Regulador Carne de Ávila solicita la candelación y retirda de esta marca "por supone una infracción de la IGP “Carne de Ávila”, al invadir el ámbito de protección que le confiere el Reglamento (UE) No. 1151/2012, relativo a las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas protegidas de productos agrícolas y alimenticios", por lo que sus servicios jurídicos están ultimando acciones legales con el fin de obtener el cese en el uso de la marca “Chuletón de Ávila C.R” por parte de la  Asociación Abulense de Empresarios de Hostelería, al constituir una infracción de la IGP “Carne de Ávila” y actos de competencia desleal, así como la cancelación de la misma, por encontrarse incursa en diversos motivos de nulidad.

 

Asimismo, estiman "que el posible apoyo por parte de las autoridades públicas a la marca “Chuletón de Ávila C.R” comprometería seriamente la función que desempeña la IGP “Carne de Ávila” como signo de calidad vinculado al origen, y afectaría negativamente a su reputación".

Noticias relacionadas