Carmen Iglesias asegura que el PP se queda solo en el Senado al negarse a terminar con los aforamientos políticos

María del Carmen Iglesias.

La senadora abulense, María del Carmen Iglesias, considera que el PP se retrata con su voto y que ha perdido la oportunidad de evitar que los políticos sean distintos del resto de ciudadanos.

El Partido Popular se ha quedado solo en el Senado, en la defensa del aforamiento para políticos, al votar en contra de la moción del PSOE que proponía reformar la Constitución para acabar con aforamiento de diputados, senadores y miembros de los parlamentos autonómicos.

 

María del Carmen Iglesias, ha tildado de “oportunidad perdida del PP de hacer que los políticos no seamos diferentes del resto de la ciudadanía” y ha recordado que “la figura del aforamiento, con su abusiva proliferación, se ha convertido en un problema al ser percibido por la ciudadanía como un privilegio y un escudo para aquellos políticos vinculados a casos de corrupción. Sin olvidar la presunción de inocencia y la desprotección que en muchas ocasiones se vive en la vida política, ser aforado hoy es una anomalía, una extravagancia, y una excepción por el rechazo que está suscitando el aforamiento en nuestra sociedad”.

 

La senadora abulense considera que “la existencia de 2.500 políticos aforados se contrapone con los principios de regeneración democrática, lo que nos obliga a plantearnos una repuesta radical e inmediata que frene la contradicción que supone el aforamiento con el principio de igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley. Los socialistas escuchamos lo que la ciudadanía está reclamando respecto a que los aforamientos se deben suprimir, para lo que proponen reformar la Constitución y los estatutos de autonomía para acabar con esta situación. Por el contrario, el PP con su mayoría absoluta, nunca ha querido plantearse la abolición de los aforamientos y se negaron siempre a apoyar cualquier iniciativa en esa línea”. 

 

“En países como Alemania Reino Unido, o Estados Unidos, no tienen aforados, y que en Italia y Portugal solo el presidente de la república está aforado, y en Francia solo hay aforamiento para el presidente y el consejo de ministros”, ha señalado María del Carmen Iglesias