Carlos Soria llega al Campo Base del Dhaulagiri

La expedición ya tiene instalados los Campos 1 y 2 y tratarán de hacer cumbre en la segunda mitad de mes.

La Expedición BBVA ya se encuentra en el Campo Base del Dhaulagiri, segundo objetivo de Carlos Soria en esta temporada. Tras hollar la cima del Annapurna el 1 de mayo, el abulense ha decidido afrontar este nuevo reto que le situaría a una sola montaña de completar los 14 ochomiles.

 

"El tiempo no está siendo favorable, pero estando tan cerca vamos a intentarlo", ha afirmado. Carlos Soria, que ya tiene instalados los Campos 1 (5.900 m) y 2 (6.500 m), y sitúa el intento de cumbre en la segunda mitad del mes.

 

Carlos Soria ha llegado al Campo Base del Dhaulagiri este lunes después de pasar 5 días en la ciudad de Pokhara recuperando fuerzas tras alcanzar la cima del Annapurna (8.091 m) el pasado 1 de mayo.

 

La Expedición BBVA se desplazó ayer hasta el Italian Camp, donde han pasado la noche. Hoy, el equipo formado por Carlos Soria, el cámara Luis Miguel López y el grupo de sherpas liderado por Mikel Sherpa, llegaban al Campo Base situado a 4.600 m.

 

La meteorología será la principal dificultad a la que se enfrenten: "El Dhaulagiri es una montaña muy complicada. Algo más fácil a nivel técnico que el Annapurna pero también muy peligrosa por las avalanchas. Este año parece que no ha nevado mucho y este riesgo disminuye, pero en las últimas semanas no está haciendo muy buen tiempo", ha comentado el abulense.

 

"Está haciendo un tiempo regular, pero queremos intentarlo. El Annapurna ya nos demostró que es importante entender las indicaciones de la montaña y esperar el momento justo. Estando aquí tenemos que intentarlo”, ha afirmado.

 

Carlos Soria ha contado con un equipo de sherpas desplazado al Dhaulagiri desde hace semanas que ha adelantado la instalación de los Campos 1 y 2, situados a 5.900 m y 6.500 m respectivamente.

 

LA MONTAÑA BLANCA

Dhaulagiri, la 'montaña blanca' de su traducción en sánscrito, es la séptima montaña más alta del planeta y una de las más difíciles. Sus 8.167 m de altura y sus 3.357 m de prominencia la sitúan como uno de los ochomiles más complicados junto al Annapurna.