Cardenales y Obispos españoles en Roma destacan el "testamento espiritual" del Papa

ROMA, 27 (del enviado especial de Europa Press José María Navalpotro) Cardenales y obispos españoles, presentes en la Plaz de San Pedro para asistir a la última audiencia general de Benedicto XVI antes de renunciar a su Pontificado este jueves a las 20.00 horas, han puesto de manifiesto el "testamento espiritual" que deja el Pontífice.
ROMA, 27 (del enviado especial de Europa Press José María Navalpotro)

Cardenales y obispos españoles, presentes en la Plaz de San Pedro para asistir a la última audiencia general de Benedicto XVI antes de renunciar a su Pontificado este jueves a las 20.00 horas, han puesto de manifiesto el "testamento espiritual" que deja el Pontífice.

"Las palabras del Papa en la audiencia de hoy han sido una maravilla. Demuestran la densidad de su amor a la Iglesia, y una profunda humildad", ha declarado el cardenal español Julián Herranz, antiguo presidente del Comité de Textos Legislativos y al que Benedicto XVI puso al frente de la comisión cardenalicia que investigó la filtración de documentos del Vaticano conocida como 'caso Vatileaks'. El cardenal ha sido uno de los casi setenta purpurados presentes en la plaza.

Mientras, el secretario de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan Antonio Martinez Camino, por su parte, ha querido destacar el aspecto magisterial del Papa saliente. "Sus palabras de hoy --ha declarado a Europa Press-- han sido emocionantes y, de nuevo, nos deja su gran catequesis. Nos ha dejado hoy una enseñanza magisterial sobre la Iglesia. Como siempre ha explicado, ha dejado claro que la Iglesia no es suya, sino del Señor, y que es Él quien guía a su Iglesia". Mientras, el Arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, ha declinado hacer cualquier declaración.

También ha estado presente el Arzobispo de Barcelona, Luis Martinez Sistach. "Del Pontificado de Benedicto XVI me quedo con todo -ha manifestado a Europa Press-. Pero especialmente llevamos en el corazón la consagración de la basílica de la Sagrada Familia en Barcelona. Y me consta que él también lo lleva en su corazón, y lo seguirá llevando". "Ahora trabajaremos, aplicando nuestro entendimiento para encontrar un nuevo Papa. Pero contamos, y necesitamos, la ayuda del Espíritu Santo y las oraciones de toda la Iglesia", ha añadido.

Por su parte, el Arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, también presente esta mañana en san Pedro, ha señalado, con emoción en su voz: "Toda despedida entraña cierta tristeza. Pero tenemos la alegría de habernos encontrado aquí miles de personas, para tener ocasión de dar gracias al Papa por lo que ha hecho en estos ocho anos al servicio de la Iglesia y de la sociedad".

Por otro lado, el cardenal Jaime Ortega y Alamino, arzobispo de La Habana (Cuba), al término de la ceremonia, ha manifestado: "Qué podemos decir de lo que hemos oído? Que es un testamento espiritual bellísimo, y dirigido a cada cristiano".