Cantabria participa en un congreso internacional sobre patrimonio religioso movible

Cantabria ha participado en el congreso internacional 'Patrimonio religioso movible. Valores y protección' del proyecto europeo Leonardo ALTERHeritage que se ha celebrado recientemente en el Museo del Convento de Santa Catarina de la ciudad holandesa de Utrecht.
SANTANDER, 26 (EUROPA PRESS)



El Gobierno regional estuvo representado por la Sociedad Regional Educación, Cultura y Deporte, que acudió en calidad de socio del proyecto Leonardo ALTERHeritage cuya jornada inicial tuvo lugar en Bruselas el pasado mes de octubre, según ha informado el Ejecutivo en un comunicado.

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), que aporta los fondos para que se celebren estos encuentros. Así, las conferencias de este congreso de patrimonio religioso movible se centraron en la protección de los objetos de patrimonio religioso en una sociedad europea cuyos edificios históricos de culto religioso están perdiendo su función original.

Concretamente, durante la segunda jornada los distintos delegados revisaron varios casos prácticos, entre ellos el caso concreto de la Iglesia católica de San Agustín de Amsterdam que indefectiblemente cerrará sus puertas sine die este mes de diciembre.

Provistos de unos formularios específicos, los delegados de los distintos países evaluaron la situación de todos y cada unos de los ítems que se encuentran en el interior de dicha iglesia y que en el momento de su cierre definitivo no está claro qué destino habrán de afrontar.

Así, incensarios, patenas, custodias y demás objetos de culto litúrgico serán, según su valor, reubicados en distintos museos de los Países Bajos o simplemente descatalogados y retirados de uno u otro modo.

MÁS DE 100 REPRESENTANTES

Más de un centenar de representantes de diferentes países de participaron en este evento, cuya inauguración estuvo presidida por el alcalde de Utrecht, Aleid Wolfsen.

Los participantes firmaron durante el mismo una declaración de intenciones mediante la cual se expresó un sentir común: "ha llegado el momento en el que la protección del Patrimonio Religioso Europeo sea incluida en estrategias convenidas de desarrollo, programas y prácticas a nivel europeo y local. La cooperación internacional es esencial ya que las expresiones de patrimonio religioso no se ajustan ni se limitan dentro de las barreras nacionales, sino que van más allá".

A este respecto, se reconoció "el esfuerzo y la importante iniciativa" de UNESCO en su Declaración de Kiev en 2010 sobre el Papel de las Comunidades Religiosas en la Gestión de las Propiedades del Patrimonio Religioso de la Humanidad, así como el de ICOMOS con su resolución en Asamblea General de 2011 sobre la protección y potenciación de los Lugares, Edificios y Paisajes Sagrados de Patrimonio Mundial.