Cantabria, en calma tensa a la espera de conocer los resultados de la joven de 18 años ingresada

El presidente ha manifestado que los profesionales de la Sanidad cántabra realizarán una "aplicación estricta" de los protocolos establecidos y, por ello, ha lanzado a la ciudadanía un mensaje de "tranquilidad".

El Gobierno de Cantabria se encuentra "a la espera" de que el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III le informe de los resultados del análisis de la joven de 18 años que ingresó este viernes en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla con sospecha de infección por el virus ébola.

  

Así lo ha manifestado este sábado el presidente regional, Ignacio Diego, en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en la Asamblea Nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER), que se celebra en la sede de la Fundación Botín en Santander.

  

Diego ha indicado que el Ejecutivo no se pronunciará sobre este caso sospechoso de infección, el primero en la Comunidad Autónoma, "hasta que tenga algo que decir" y eso será, ha dicho, cuando reciba los resultados del análisis de las muestras tomadas ayer viernes a la joven y que se remitieron de manera inmediata al Instituto Carlos III en Majadahonda (Madrid).

  

Mientras tanto, el presidente ha manifestado que los profesionales de la Sanidad cántabra realizarán una "aplicación estricta" de los protocolos establecidos y, por ello, ha lanzado a la ciudadanía de Cantabria un mensaje de "tranquilidad".

  

Cuestionado por cuándo se podría conocer el resultado de los análisis, ha apuntado que el Gobierno está "a la espera", si bien la Consejería de Sanidad informó este viernes de que se conocerán a lo largo de este fin de semana.

  

También indicó que, si el resultado fuese negativo, habría que realizar una segunda prueba, porque el protocolo dicta que son necesarias dos muestras negativas con un intervalo de al menos 48 horas para dar de alta al paciente.

 

ACTIVACIÓN DEL PROTOCOLO POR ÉBOLA

  

La Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria activó ayer viernes el protocolo de prevención del riesgo biológico por virus Ébola, para valorar un caso que cumple los criterios de sospecha de infección acordados entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

  

La alerta se activó después de que una mujer de 18 años acudiese al Servicio de Urgencias del Hospital Valdecilla, refiriendo fiebre y que había regresado hace menos de tres semanas de la zona de Lagos, en Nigeria, considerada de riesgo potencial.

  

Tras un primer triaje, la mujer fue aislada por el personal de Urgencias para evaluar su estado y posteriormente fue trasladada a la unidad de aislamiento habilitada por el hospital en el Pabellón 15, donde se le tomaron las muestras necesarias para detectar la presencia del virus.

  

La paciente estaba ya anoche sin fiebre, con buen estado general y asintomática. En el proceso de su traslado hasta la habitación aislada, se siguió en todo momento el protocolo establecido y se bloquearon los circuitos, de forma que no tuvo contacto con ningún otro paciente.

  

Esta mujer llegó a Urgencias acompañada de su madre, que fue considerada como potencial contacto estrecho, por lo que se indicó su aislamiento en su domicilio hasta contar con los resultados de las pruebas. Mientras, Salud Pública realizará un seguimiento de su estado de salud.

  

Salud Pública considera que las probabilidades de que la joven haya contraído el virus ébola durante su estancia en el país africano "son pocas, pero no puede descartarse totalmente el riesgo".