Candeleda se llena de gente en su procesión de Jueves Santo

Candelenados y turistas llenaron las calles de la localidad del Tietar durante la procesión de Jueves Santo, en la que el tiempo dio una tregua, aunque al final hubo que aligerar el paso porque comenzó a llover

El tiempo dio una tregua a los candeledanos y visitantes para poder sacar la procesión de Jueves Santo, aunque al final empezó a chispear y hubo que aligerar para no mojarse.

 

Durante todo el recorrido las figuras estuvieron acompañadass por cofrades de todas las edades, desde los más pequeños a gente mayor. Entre ellos alguno que iba con los pies descalzos por alguna promesa.

 

El Cristo de Medina Celi era portado por los niños de la cofradía de la Santa Vera Cruz. Y por las calles del casco histórico, como es tradición, se les cantan saetas.

 

Todo el cortejo estuvo acompañados de la banda municipal de Candeleda tocando piezas típicas de la semana de la pasión.

 

En la plaza del Castillo, justo delante del monumento a la Capra hispánica, se juntan todas las tallas y allí se les entonan unas canciones.