Campeón y aspirante confrontan dos proyectos muy remozados

Rudy Fernándezy Romain Sato

La primera semifinal de la Supercopa Endesa inaugura la temporada oficial.

La temporada 2014-15 del baloncesto nacional se inaugura este viernes con un atractivo duelo entre el Real Madrid y el Valencia Basket, rivales en la primera semifinal de la undécima Supercopa Endesa (19.00/La1) en el Fernando Buesa de Vitoria, donde pondrán de largo dos proyectos muy remozados tras un verano agitado en el mercado de fichajes.

El Real Madrid, campeón en las dos últimas ediciones de la Supercopa, aspira a su tercer título consecutivo en un torneo que le llega "muy pronto", según ha advertido su técnico Pablo Laso, después ver cómo ha cambiado medio equipo respecto a su plantilla de la pasada temporada.

La sensible marcha de Nikola Mirotic a la NBA ha sido suplida con la experiencia de Andrés Nocioni, mientras que en la dirección de juego ha llegado otro argentino, Facundo Campazzo, para reemplazar a Dontaye Draper, fichado por el Anadolu Efes. También han abandonado el equipo Tremmell Darden, con destino al Olympiacos, y Dani Díez, cedido al Gipuzkoa Basket.

Además, el equipo blanco ha remodelado su juego exterior con las llegadas de K.C.Rivers, que retorna a Europa tras una temporada en la liga de desarrollo de la NBA, y Jonas Maciulis, procedente del Panathinaikos. La guinda al proyecto ha sido el fichaje esta misma semana de Gustavo Ayón, que viene de brillar con México en la Copa del Mundo.

De esta forma, Laso dispondrá de trece jugadores en su plantilla, lo que le obligará a realizar un descarte antes de cada partido, sacrificio que podría recaer en Marcus Slaughter. Esta profundidad de banquillo podría ayudar en momentos decisivos de la temporada, después del cansancio que el Real Madrid acusó en la última final de la Liga Endesa.

También ha vivido una remodelación sensible el Valencia Basket, que ha visto marchar a dos de sus piezas más importantes, Justin Doellman y Oliver Lafayette, fichados por Barcelona y Olympiacos, respectivamente. Para contrarrestar estas bajas, ha contratado a Kresimir Loncar, Luke Harangody, Dwight Buycks y Guillem Vives, elegido mejor jugador joven de la última Liga Endesa.

Además, Velimir Perasovic sigue contando con baluartes como Pablo Aguilar, Pau Ribas, Romain Sato o Bojan Dubljevic, aunque el pívot montenegrino se perderá el primer título de la temporada al no estar plenamente recuperado de su intervención quirúrgica en el hombro izquierdo.

Después de una gran temporada en la que conquistó la Eurocup y se quedó a tres puntos de disputar la final liguera, el equipo 'taronja' quiere seguir aspirando a romper el duopolio de los dos 'grandes'. En pretemporada ya dio su primer aviso superando con claridad (80-58) a un Real Madrid que, no obstante, solo disponía de siete jugadores del primer equipo en aquel encuentro.


 

Noticias relacionadas