Camerún apela al espíritu de Roger Milla

Camerún jugará el séptimo Mundial de su historia agarrado a la ambición de Samuel Eto'o, 'alma máter' de un equipo que aspira a emular la actuación de Roger Milla y sus 'Leones indomables' hace casi un cuarto de siglo que despertó al continente africano de su letargo futbolístico.

 

FICHA TÉCNICA

 

Participaciones en Mundiales: Siete (1982, 1990, 1994, 1998, 2002, 2010 y 2014).

 

Títulos: Ninguno.

 

Mejor resultado: Cuartofinalista (1990).

 

Palmarés: Cuatro Copas de África de Naciones (1984, 1988, 2002 y 2002) y una medalla de oro olímpica (2000).

 

Cómo se clasificó: Ganador de la eliminatoria contra Túnez.

 

Calendario primera fase:    

13/06 18.00 Natal         México - Camerún.

19/06 00.00 Manaos    Camerún - Croacia.

23/06 22.00 Brasilia     Camerún - Brasil.

Milla, el espejo futbolístico en el que se miran todos los cameruneses, llenó de goles y de bailes junto al banderín de córner aquella cita mundialista en territorio italiano que empezó con victoria del equipo africano sobre la Argentina de Maradona, defensora del título de México 86.

 

Desde entonces, Camerún ha sido uno de los equipos habituales en el Mundial, aunque sin llegar nunca a alcanzar el éxito de 1990, cuando cayó en cuartos de final ante Inglaterra (3-2). De hecho, los cameruneses cayeron en la primera fase en 1994, 1998, 2002 y 2010, en esta última ocasión cuando, pese al refuerzo de jugar en África, ni siquiera lograron sumar un punto al encadenar sendas derrotas ante Japón, Dinamarca y Holanda.

 

Superado el fracaso de no sacar billete para la Copa de África en dos ediciones consecutivas (2012 y 2013), los 'Leones indomables' quedaron primeros en el Grupo I africano por delante de Libia, Congo y Togo antes de quedar emparejados con Túnez en la eliminatoria final. Tras el empate sin goles en territorio tunecino, Camerún sacó billete a lo grande (4-1) delante de su afición en Yaundé.

 

Sin embargo, la goleada que le endosó Portugal (5-1) en un amistoso celebrado en marzo creó una nueva polémica en una selección que parece vivir una crisis continua. De hecho, la FIFA nombró a un comité para dirigir la Federación Camerunesa de Fútbol después de que su antiguo presidente Mohammed Iya fuera reelegido desde la cárcel.

 

Los problemas también han sido habituales en el vestuario, que acabó completamente dividido en el Mundial de Suráfrica en dos bandos liderados por Samuel Eto'o y el jugador del Barcelona Alexandre Song, quien estuvo un año y medio sin vestir la camiseta verde debido a aquel enfrentamiento que ahora parece olvidado.

 

El último percance ha enfrentado a la federación con los jugadores, que se negaban a viajar a Brasil por desavenencias con las primas. Finalmente se llegó a un acuerdo y el equipo puso rumbo al Mundial reforzado anímicamente por el empate (2-2) y la buena imagen dejada ante la potente Alemania.

 

En el plano puramente deportivo, Charles Itandje ocupa la portería, mientras que Benoit Assou-Ekotto y jugador del Granada Allan Nyom son los mayores activos en defensa. En la medular el músculo de Song, del sevillista Stephane Mbia y de Jean Makoun, héroe de la eliminatoria ante Túnez al anotar un doblete, garantiza el poderío físico de un equipo que, en ataque, sigue contando con Pierre Webo (exjugador de Osasuna y Mallorca) para colaborar con el mejor argumento del equipo: Samuel Eto'o.

 

ETO'O QUIERE ENTONAR EL CANTO DEL CISNE

 

Elegido en cuatro ocasiones 'Jugador Africano del Año', Eto'o afronta el cuarto Mundial de su carrera con el aval de haber superado el centenar de internacionalidades (117 partidos y 54 goles), aunque consciente de que esa experiencia acumulada también tiene un contrapunto negativo en el lógico declive de un delantero que ha cimentado su carrera en la velocidad.

 

A sus 33 años, el jugador de Duala apura sus últimas temporadas en la élite vistiendo la camiseta del Chelsea, colofón de una carrera que dejó sus mejores años en el FC Barcelona antes de pasar por el Inter de Milan y el Anzhi ruso, donde se convirtió en el futbolista mejor pagado del planeta con 20 millones de euros anuales.

 

Eto'o sabe que por su estado de forma pasarán las mejores opciones de su selección, a la que falló para la clasificación para Alemania 2006, cuando no adquirió la responsabilidad de lanzar el penalti que les condenó en el último minuto Egipto. Orgullo y ambición son las mejores armas de un delantero que quiere brillar en la que puede ser su última gran aparición internacional.

 

UN ALEMÁN PARA DAR SENTIDO AL JUEGO

 

Fieles a la tradición africana de contar con un seleccionador europeo, los 'Leones Indomables' están dirigidos por alemán Volker Finke, que se hizo cargo del equipo hace un año y logró el objetivo de la clasificación mundialista.

 

Jugador discreto en los años setenta, con apenas 27 años se convirtió en jugador-entrenador del TSV Stelingen, iniciando una longeva carrera en los banquillos en la que fue evolucionando hasta llegar en 1991 al Friburgo, club del que se convirtió en símbolo al mantenerse como su técnico durante 16 años y más de 600 partidos.

 

En 2009, Finke emprendió la primera aventura exótica de su carrera al aceptar una oferta procedente de Japón para entrenar al Urawa Red Diamonds, donde estuvo dos años. Tras la vuelta a su país para ejercer como director deportivo en el Colonia, se hizo cargo de Camerún entre las críticas de Roger Milla, que siempre ha reclamado un seleccionador nacido en Camerún.