Cambio del suelo de la piscina de El Seminario en pro de la seguridad de los usuarios

Izquierda Unida insiste en recuperar el proyecto para cambiar la superficie de este recinto. En los Presupuestos Municipales de 2013 contaba con una partida de 9.900 euros que no se ha ejecutado.

El grupo municipal de Izquierda Unida vuelve a solicitar la necesidad de llevar a cabo el cambio de suelo en la superficie de la piscina del complejo deportivo Manuel Sánchez Granado. Una solicitud que vuelve a formular después "del incumplimiento del compromiso adquirido por el Partido Popular en el último año para solventar, a través de esta obra, el elevado índice de caídas que presentaba este espacio, alguna de las cuales han sido de considerable gravedad".


Una solicitud que vuelve a repetirse después de un 2013 en el que se ha venido preguntando por esta cuestión en sede municipal y en un año en el que existía una partida presupuestaria de 9.900 euros que finalmente no se ha ejecutado. “¿Dónde está ese dinero o en qué se ha empleado cuando el fin era una obra cuya necesidad se había reconocido desde el Equipo de Gobierno del Partido Popular?” cuestiona Sara Doval, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila.


Y es que ante las caídas producidas a lo largo de estos últimos años el grupo municipal de Izquierda Unida presentó una propuesta a los Presupuestos Municipales 2013 para el cambio del suelo de la piscina que fue rechaza por el Partido Popular, que sí aceptó la presentada por el PSOE “de menor cuantía” aunque “con el mismo fin, que era el cambio de suelo”. A partir de ese momento “desde los grupos de la oposición se ha venido preguntando habitualmente por esta cuestión en diferentes comisiones”. Y es en este punto donde Sara Doval lamenta “los giros y el cambio de criterio que se ha mostrado desde el Partido Popular”. Porque “si en marzo de 2013 el concejal de Deportes, Miguel Ángel Abad, señalaba que se estaba trabajando en el proyecto del cambio de suelo, y en el mes de abril la contestación era que los técnicos estaban estudiando las condiciones del pliego de licitación de la obra, el pasado mes de noviembre, y a pregunta del PSOE, “la respuesta fue que se estaba aplicando un tratamiento antideslizante”.  Una situación en la que desde el grupo municipal de Izquierda Unida se preguntan “qué ha ocurrido para pasar de contestar a la oposición que se estaba confeccionando el pliego de condiciones de la obra a hablar de un tratamiento antideslizante”.


Es por ello que desde la formación de izquierdas se anima al equipo de gobierno a reflexionar sobre “la idoneidad” de recuperar el proyecto inicial para abordar el cambio de suelo en la piscina del Manuel Sánchez Granado, mucho más “cuando era una cuestión reconocida y en la que estamos hablando de la seguridad de los usuarios de la misma”. Y es que recuerda Sara Doval que el tratamiento deslizante aplicado, “no garantiza la ausencia de caídas”, comenta la concejala en un análisis reconocido por la propia empresa.