Camarera recibe propina de 600 dólares... ¿Qué habrá hecho?

Foto: E. P.

Trabajar de camarera y más por la noche es un empleo sacrificado y que en general no es muy agradecido, a no ser que tengas la suerte de recibir una gran propina.

Trabajar de camarera y más por la noche es un empleo sacrificado y que en general no es muy agradecido, a no ser que tengas la suerte de recibir una gran propina. Este es el caso de Lauren Ball, madre soltera y camarera de un restaurante de la cadena Waffle House en Kingsport, Tenessee (EEUU), que recibió de su último cliente 600 dólares en propina. Muchos medios locales se hicieron eco de esta historia y tras ello las redes sociales aplaudieron a este hombre convirtiendo el generoso acto en viral.

 

Lauren se preparaba para irse a casa pero tuvo que quedarse a atender al último cliente porque era la única camarera que quedaba. Gracias a esto le sirvió los platos y entablaron una conversación sobre los planes que tenía ella de llevar a su hijo Colton de vacaciones a la playa por primera vez. Le contó que se irían al día siguiente y que esto le suponía un gran esfuerzo económico ya que ya se había gastado todos sus ahorros con la última fiesta de cumpleaños del niño.

 

Tras esta conversación el cliente terminó su comida, pagó su cuenta, que no pasaba los 30 dólares, dejó la cuantiosa propina sin hacer el mínimo comentario y se fue. Cuando Ball la vio empezó a llorar "¡Esto es tres veces lo que yo gano!" contó al medio estadounidense 'Today News'. Hasta el cocinero salió corriendo tras él para asegurarse de que esa cifra no era un error a lo que el personaje respondió: "Me gusta hacer cosas por la gente buena".

 

El padre de Colton que vive cerca de ellos, se encuentra actualmente sin trabajo lo que implica que Lauren se encarga de todos los gastos de su hijo, siempre estará agradecida a esta persona que hizo un gesto tan generoso de manera completamente altruista.