Cámaras de vídeo buscarán reducir la siniestralidad en los autobuses urbanos de Ávila

Davide de Sanctis, en el centro de la imagen, explica el convenio. Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Avilabús instalará en sus autobuses cámaras internas y externas para reducir la siniestralidad y aclarar responsabilidades en caso de accidente. Se trata de un acuerdo pionero en España junto a la compañía Octo Telematics y CESVIMAP.

Los autobuses urbanos de Ávila tendrán instaladas desde esta semana una serie de cámaras de vídeo internas y externas que tendrán la doble finalidad de reducir la siniestralidad y aclarar las responsabilidades en caso de accidente.

 

Se trata de un proyecto piloto, pionero en España, que desarrollan la empresa Avilabús, concesionaria del transporte urbano en Ávila, la compañía Octo Telematics, líder mundial en soluciones telemáticas, y CESVIMAP, Centro de Experimentación y Seguridad Vial MAPFRE mediante la firma de un acuerdo de colaboración que contribuirá a mejorar la movilidad y la seguridad vial en Ávila.

 

Gracias a este acuerdo, Octo Cam, empresa del grupo Octo Telematics, proporcionará e instalará cámaras interiores y exteriores en toda la flota de autobuses de Avilabús, formada por 11 vehículosDe esta manera, en el caso de un posible accidente de tráfico, colisión o incidencia, las cámaras grabarán lo ocurrido un minuto antes y después del incidente, con el fin de verificar lo sucedido.

 

Davide de Sanctis, country manager de Octo Telematics Ibérica, ha señalado que aunque este sistema ya está implantado en ciudades de Italia, Inglaterra y Estados Unidos, será la primera experiencia en nuestro país.

 

CESVIMAP, centro experto en reconstrucción de accidentes de tráfico y análisis de datos, interpretará lo ocurrido, contribuyendo así a identificar situaciones de riesgo para los pasajeros, el conductor y los demás involucrados en el accidente, con el fin de promover las soluciones pertinentes.

 

Su gerente, Ignacio Juárez, ha explicado que el objetivo último es "conocer situaciones reales de tráfico que se pueden repetir con frecuencia, porque no todos los accidentes son todo lo claros que nos gustaría".

 

De igual manera, ha indicado que "aunque las cámaras están funcionando permanentemente, solo queda registrado un minuto antes y un minuto después de la deceleración brusca que se produce en cualquier accidente".


El convenio firmado, a coste 0 para todas las partes, tiene una duración de 6 meses con dos prórrogas automáticas de 3 meses cada una.