Caja Rural Castilla-La Mancha inyecta liquidez a los farmacéuticos abulenses

En virtud de un convenio financiero suscrito con la Cooperativa Farmacéutica Abulense (COFABU), por el que la entidad financiera habilita 30 millones de euros para atender sus necesidades de acceso al crédito.

Caja Rural Castilla-La Mancha ha suscrito un convenio en materia financiera con la Cooperativa Farmacéutica Abulense (COFABU), por el que destinará 30 millones de euros en líneas de financiación para responder a sus demandas de crédito y cubrir sus necesidades de liquidez.


 
Mediante este convenio, Caja Rural Castilla-La Mancha posibilita el acceso al crédito al colectivo farmacéutico de la zona para permitir el desarrollo, la ampliación y la creación de empresas, poniendo a su disposición servicios financieros adaptados a sus necesidades reales con la finalidad de potenciar su actividad y área de negocio.

 

El acuerdo fue suscrito por el director general de la entidad financiera, Víctor Manuel Martín López, y el presidente de COFABU, Roberto Ortega Ortega, en la sede de COFABU.

 

Las líneas de financiación incluidas en este convenio se resumen en cuenta tesorera; financiación en equipos informáticos para la actividad de la oficina de farmacia; inversión en activos fijos y de explotación; préstamos al consumo; financiación de circulante; leasing mobiliario; prestación de avales y anticipo de recetas médicas subvencionadas por el SACYL. El acuerdo también contempla cuenta tesorera; terminal punto de venta; asesoramiento para el desarrollo de negocios internacionales; gestión en materia aseguradora y servicio de banca electrónica y banca personal, entre otra serie de servicios y productos.

 

El convenio tiene vigencia hasta el 31 de diciembre y sus condiciones no sólo se destinan a los 120 socios de esta sociedad cooperativa, sino que también se hacen extensivas a los empleados de COFABU y a los trabajadores de las farmacias asociadas.

 

Consolidación de la entidad en la zona y apoyo al sector farmacéutico

 

Tras la rúbrica, el director general de Caja Rural Castilla-La Mancha mostró su agradecimiento por la “atención y deferencia mostrada por COFABU” e indicó que “este convenio replica un modelo exitoso y que ha funcionado muy bien donde se ha implantado, y que incluye todo el espectro de productos y servicios financieros que pueden necesitar los farmacéuticos y asociados a COFABU, y que representa un paso adelante con el sector en Ávila”.

 

Martín López significó que este acuerdo “reforzará y afianzará la posición de la entidad en Ávila, pues contamos con una oficina ya abierta en la capital, y dos más en la provincia fruto del Plan de Expansión emprendido”, y resaltó que ambas partes son cooperativas, “entidades de economía social que conocemos perfectamente el sector, que defendemos los intereses de nuestros socios y proporcionamos el mejor servicio a los clientes”.

 

Por su parte, el presidente de COFABU agradeció el respaldo de la cooperativa de crédito y resaltó “la importancia de sentarse con una entidad financiera con experiencia previa en el sector farmacéutico como es Caja Rural Castilla-La Mancha”.

 

Preguntado por el destino de la financiación puesta a su disposición, señaló que “pese a que la situación actual no es buena para ningún sector, incluido el nuestro, este acuerdo sí que servirá para realizar ciertas inversiones como las de implantación de la receta electrónica, ya que en 2014 está previsto que este sistema se ponga en marcha en nuestra comunidad. En este sentido, algunos de los productos incluidos en el acuerdo pueden ayudar mucho a las oficinas de farmacia”.

 

Este convenio se enmarca dentro de los numerosos acuerdos de colaboración financiera que suscribe Caja Rural Castilla-La Mancha con toda la base socioeconómica de su ámbito de actuación.