Cae un clan familiar de la provincia de Barcelona que blanqueó dos millones de euros

Operación de los Mossos contra un clan familiar de Palau-solità i Plegamans

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado en la localidad de Palau-solità i Plegamans un clan familiar que presuntamente había blanqueado unos 2,2 millones de euros procedentes de actividades delictivas cometidas desde 2007.

La investigación se inició tras detectarse que ningún miembro de la familia había desarrollado actividad laboral, pero que el patrimonio del clan, contando los bienes, rondaba los 2,2 millones de euros, si bien sus rentas de trabajo de los últimos seis años no ascendían a más de 30.000 euros.

Según la policía, los investigadores no disimulaban su alto nivel de vida, al disponer de once vehículos a su nombre, y se hacían valer de empresas para canalizar el dinero procedente de delitos como extorsiones, amenazas, robos y tráfico de drogas.

La extorsión era una de las actividades más importantes que realizaban, en la que prestaban dinero a personas con graves problemas económicas con condiciones de retorno desproporcionadas, y cuando éstas no podían hacer frente a los pagos los amenazaban con armas de fuego o el uso de la violencia.

Era tal la violencia que algunas víctimas de las extorsiones llegaron a poner vehículos e inmuebles a nombre del clan familiar en concepto de pago, con lo que evitaban represalias, y el cobro de intereses finalizaba cuando detectaban que la persona no podía hacer frente a más pagos.

Estas actividades les reportaban importantes ganancias, que invertían en la compra de bienes, tanto en el España como en el extranjero, que ponían a nombre de miembros del clan.

El operativo policial, coordinado por el Juzgado de Instrucción 2 de Sabadell, intervino dinero en efectivo, documentación, objetos de valor y un pequeño laboratorio para elaborar cocaína, y detuvieron a seis personas en los registros de tres pisos en Palau-solità i Plegamans, que quedaron en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial.