Cáceres pone a prueba el CUM Carlos Sastre

El Grupo Eulen Carrefour el Bulevar recibe este sábado al Cáceres Patrimonio de la Humanidad en el partido correspondiente a la undécima jornada de liga en la ADECCO LEB Plata. Será una prueba de fuego para el CUM Carlos Sastre, donde los verderones solo han perdido un encuentro, ante un aspirante al ascenso.

El primer equipo del Óbila recibe este sábado a las 19 horas al Cáceres Patrimonio de la Humanidad en uno de los mejores partidos que, se presume, se verán esta temporada en la cancha abulense. El club extremeño, aspirante al ascenso de categoría, cuenta con el mejor base de la liga, José Antonio Marco, y en sus filas hay nombres conocidos para la afición abulense como los de Añaterve Cruz, Fernándo Fernández y Luis Parejo.

 

En el vestuario local, si la semana pasada hubo gente con antibióticos por afecciones de garganta, esta semana Turi Fernández no pudo entrenar hasta el jueves y Nared también está tocado, según ha informado su entrenador, David Mangas, "asi que veremos que tal llegan al partido".

 

Mangas ha subrayado la dificultad del partido y ha señalado que "vamos a tener que estar muy concentrados y no tener ningún bajón si queremos tener opciones de victoria". En este sentido, ha valorado la ventaja del factor cancha porque "en casa los jugadores sienten el respaldo del público cuando las cosas van mal, y por eso les pedimos que bajen al Carlos Sastre a apoyarnos". Sin embargo ha advertido que "si no tenemos la concentración necesaria y las cosas claras va a ser muy difícil competir contra un grupo como Cáceres".

 

Con David Mangas ha comparecido este viernes en rueda de prensa el alero Miguel Young, quien ha mostrado "ganas de ver lo que realmente puede hacer este equipo ante tres partidos seguidos muy complicados contra los tres primeros de la clasificación y sobre todo este sábado ante nuestra afición".


Ante los cortos resultados obtenidos en las pasadas jornadas, Young ha reconocido que "el ataque es una carencia evidente que tiene el equipo y la mostramos cada vez que salimos fuera" pero ha incidido en la solidez defensiva y en la necesidad de "ser regulares y sobreponernos a situaciones de juego nagativas, algo que en el Carlos Sastre sí pasa".