Burgos mantendrá operativo el Plan de Emergencia Nuclear mientras exista combustible en Garoña

Burgos mantendrá operativo el Plan de Emergencia Nulecar (Penbu) mientras exista combustible en la central nuclear de Santa María de Garoña, según ha confirmado el subdelegado del Gobierno en Burgos, José María Arribas.

Arribas, quien ha presidido este jueves un encuentro para informar sobre la implantación del Penbu en 2013, ha señalado que la vigencia del plan podría prolongarse, al menos, una década más, aunque el riesgo nuclear esté "minimizado" debido a la situación de parada fría.


"Debería mantenerse hasta el desmantelamiento completo", ha aseverado Arribas antes de recalcar que Garoña es una central segura "desde el punto de vista de la producción energética y su funcionamiento".

En cuanto a la posible continuidad de la planta burgalesa más allá de la fecha fijada para su cierre definitivo, ha recordado que su cese no está condicionado por aspectos de seguridad de la propia central, sino por el ámbito empresarial.

El Penbu de 2013 prevé tres jornadas públicas de información a la población en colaboración con los municipios de Valle de Tobalina, Trespaderne y Miranda de Ebro, así como el desarrollo de un curso de formación básica para actuantes del propio plan, impartido por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio de Interior, a través de su plataforma online.

Asimismo, contempla el desarrollo de una serie de simulacros, cuyo seguimiento controlará la Subdelegación del Gobierno en Burgos, y ejercicios de activación del Centro de Coordinación Operativa y del Plan de Actuación Municipal en Emergencia Nuclear.