Buñol se prepara para su popular fiesta con más "munición" que en años anteriores

El municipio ha repartido un total de 15.000 entradas a diferentes touroperadoras, 14 extranjeras y seis españolas, para su venta, y ha reservado 5.000 para los vecinos de la localidad.

El 'Rey Tomate' se prepara para tomar la localidad valenciana de Buñol el próximo miércoles, en una edición que ha batido todos los récords de "munición", con 130.000 de estas hortalizas, y con un aforo de asistencia limitado por el Ayuntamiento que pretende, de este modo, "mejorar la seguridad" y "devolver el sentido a su fiesta", con el fin de recuperarla también para los propios vecinos.

 

El alcalde de Buñol, Joaquín Masmano, el teniente de alcalde y concejal de la Tomatina, Rafael Pérez, y el gerente de Spain Tastic Tours, Santiago Raga, dieron a conocer el miércoles las novedades y han presentado el cartel de este año que, según su diseñador, Vicente Sanfeliu, gerente de Socarrat, es un 'Rey Tomate' sobre la calle destinada a la 'batalla', que quiere reflejar que "el pueblo toma las riendas de una tomatina más desahogada de gente".

 

La Tomatina 2013 ha roto "los récords de munición", ya que el Ayuntamiento pondrá a disposición de los asistentes un total de 130.000 tomates. En este sentido, Pérez apunta que es "la única forma de que disfrute la gente", que generalmente acude a la lluvia de tomates vestida con bañador y camiseta de color blanco.

 

El primer edil justifica la reducción del aforo y el cobro de entrada en que el municipio "tiene un problema desde hace años", porque "no se controla" el número de asistentes, que era "una incógnita", lo que llegaba a resultar "temerario" en un acontecimiento de estas características.

 

Por ello, aunque era una idea que se "estaba madurando" y que "nadie" se "atrevía" a materializar, al final se ha decidido llevarla a cabo. En parte también porque, según el alcalde, "había que autofinanciar la fiesta" porque económicamente "es una carga muy pesada" para el consistorio.

 

AÚN QUEDAN ENTRADAS

 

Por ello, el municipio ha repartido un total de 15.000 entradas a diferentes touroperadoras --14 extranjeras y seis españolas-- para su venta, y ha reservado 5.000 para los vecinos de la localidad. Así, el gerente de Spain Tastic Tours apunta que para todos aquellos que se hayan quedado rezagados y que no dispongan de pase para acudir a la fiesta, "hay agencias que todavía tienen entradas".

 

El edil señaló que la pre-entrada se podrá canjear a partir de dos días antes de la celebración de la Tomatina por una pulsera que les permitirá el acceso al recinto de 5.000 metros cuadrados. Una vez adquirida la identificación, los asistentes podrán acceder a la guerra de tomates con dos entradas para público general --situadas en la Plaza Diputación y en la calle San Luis--, mientras que los vecinos de Buñol que quieran sumarse a la fiesta lo harán por una entrada "exclusiva".

 

Entre otras de las novedades figura la celebración de una tomatina infantil, celebrada este sábado, para que los más pequeños "se puedan divertir" y que esta cultura que viene desarrollándose desde 1945, "también esté presente en los niños".

 

CAMPAÑA DE RESPETO A LA MUJER

 

El teniente de alcalde informó asimismo de que en esta edición también se ha innovado al promover una campaña de respeto a la mujer, y en contra de la homofobia y la xenofobia.

 

Este año la 'Tomatina' recibirá participantes de hasta 60 nacionalidades diferentes. Entre los que más han adquirido entradas están los australianos, con un 19 por ciento; japoneses, con el 17; británicos, con el 11 por ciento; España y Estados Unidos con el 7 por ciento; e indios y canadienses con un 4. En torno al 60 por ciento de los asistentes a la Tomatina tienen entre 18 y 30 años. No obstante, el mayor de todos ellos tiene 82.

 

VENTA FALSA DE ENTRADAS

 

Aunque en los últimos días se ha detectado la venta de entradas falsas por parte de algunas agencias, desde el consistorio se asegura que no es un problema "muy significativo" porque tienen preparado un dispositivo para "evitar que estos piratas hagan negocio a costa de la propia seguridad". Por ello, recalca que tendrán "tolerancia cero" con estas personas.  

 

El concejal de la Tomatina aseguró a Europa Press que los servicios jurídicos del ayuntamiento están trabajando en este tema y ha señalado que han logrado cancelar la cuenta a alguna "falsa touroperadora".

 

Este año la Tomatina contará con un amplio dispositivo de seguridad formado por aproximadamente 180 miembros de protección civil, 45 policías locales, 400 personas que formarán parte de la organización, y 50 miembros de seguridad privada. Además, Pérez ha asegurado que los agentes de la Guardia Civil van a hacer el "dispositivo más grande que ha hecho en toda la historia" de esta festividad.