Bukaneros achaca los arrestos a un "montaje policial" dentro de una "campaña de criminalización" de movimientos sociales

Un momento de la rueda de prensa
'Alfon', conocido por pasar un mes detenido por portar material explosivo en la última huelga general, ha apoyado públicamente a los detenidos


MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El grupo de aficionados al Rayo Vallecano 'Bukaneros' y plataformas de apoyo han achacado este miércoles a un "montaje policial" las últimas detenciones de varios de sus miembros a una "campaña de criminalización de la juventud y de los movimientos sociales que se enfrentan a la injusticia y luchan contra un sistema podrido y criminal".

En una rueda de prensa ofrecida a las puertas del estadio rayista, Fernando, un portavoz de este colectivo ha indicado que 'Bukaneros' tiene 20 años de Historia y su actividad pública ha sido "animar principal de animar y apoyar incondicionalmente al Rayo Vallecano".

"Debido a la ideosincrasia de nuestro barrio, nos hemos caracterizado con el compromiso por las luchas sociales y populares y por el rechazo a todo tipo de racismo y por un fútbol popular y ajeno a intereses espurios", ha manifestado.

Fernando ha indicado que la denuncia por coacciones y amenazas interpuesta por el club por la que se inició la operación policial, como así indicó ayer la delegada del Gobierno y que posteriormente negó el propio equipo, "quiere encubrir la denuncia y crítica constante a la nefasta y opaca gestión de los directivos".

El portavoz de los 'bukaneros' ha asegurado que no es la primera vez que su grupo sufre "acoso y persecución policial" y así ha recordado el reciente registro policial tras la huelga general del 14 de noviembre y a la detención de Alfonso Fernández, más conocido como 'Alfon', el joven vallecano que pasó un mes en prisión tras ser arrestado ese día acusado de querer hacer explotar un artefacto casero hecho a base de petardos, dos botellas pequeñas de gasolina, dos botes de gas y cinco clavos.

Precisamente 'Alfon', como miembro de la Plataforma Solidaria Antirrepresiva, ha leído un comunicado en el que atribuye las detenciones a una "campaña de acoso y derribo" contra los bukaneros y una "respuesta del Estado" tras los movilizaciones del 23-F, "que no ofrece otra solución que la criminalización y la represión a los jóvenes de los barrios obreros, que han sido expulsados de la universidad y se les niega cualquier posibilidad laboral y de futuro".

Además, ha criticado a los medios de comunicación "que previamente demonizaron a los bukaneros, vaticinaron los disturbios e inmediatamente después los Cuerpos de represión del Estado actuaron cumpliendo sus directrices".

"Los banqueros y grandes empresarios, que viven una situación de descrédito popular generalizado, intentan mediante la criminalización desviar la atención sobre su propia descomposición y el drama social que vive el pueblo", ha dicho 'Alfon'.

Por su parte, Lola, portavoz de la asociación 'Madres contra la represión', ha leído unas palabras en las que ha defendido a los bukaneros por "estar contra del fútbol como negocio". "El sistema capitalista les criminaliza, apalea y detiene", ha denunciado.

Al igual que 'Alfon', ha apuntado a que las detenciones son "un montaje orquestado por hordas nazifascistoides" para "criminalizar a la juventud para desviar la atención del pueblo de los recortes del expolio al que están sometiendo al Estado español".

Por último, Izan, un portavoz de la plataforma de la plataforma de seguidores del Rayo Vallecano ADRV ha lamentado el "desconcierto, nerviosismo, preocupación, miedo y rabia que están sufriendo los hermanos rayistas detenidos y a sus familiares, que se les está causando un inmenso e innecesario dolor por el simple hecho de entender al Rayo como un sentimiento y una familia en vez de entenderlo como un negocio".

Además, ha exigido el cese de la persecución que, a su juicio, ha llevado a cabo la directiva del club desde que asumió el control de la institución, "que está sobrepasando todos los límites". "Una vez se aclaren las circunstancias habrá que depurar responsabilidades. Somos rayistas, no delincuentes" ha concluido.