Bruselas examinará con lupa los Presupuestos españoles para 2013

También estará encima de la mesa la 'Estrategia española de política económica' que aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibirá este lunes en el Palacio de la Moncloa al vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, con el que analizará la situación económica de España después de que el Ejecutivo haya presentado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 y su plan de reformas.

Precisamente el lunes ya se sabrá cómo reaccionan los mercados ante las cuentas públicas que ha presentado en el Congreso el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que son mucho más austeras que las del presente ejercicio y están marcadas por el alza de los intereses de la deuda.

También estará encima de la mesa la 'Estrategia española de política económica' que aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros, un total de 43 leyes y reformas estructurales que marcarán la "hoja de ruta" del Gobierno para los próximos seis meses.

El propio Olli Rehn calificó de "ambicioso" el plan de reformas presentado por el Gobierno y llegó a afirmar que "incluso va más allá en algunas materias". "Incluye medidas concretas, ambiciosas y bien enfocadas y establece plazos claros en numerosos ámbitos", manifestó.

Hasta ahora el Gobierno se resiste a pedir el rescate aunque, algunas fuentes 'populares' consultadas por Europa Press admiten que hay presión en Europa para que se solicite esa ayuda. De hecho, el jefe del Ejecutivo se ha limitado a decir hasta este momento que tendrá que conocer las condiciones antes de tomar una decisión.

EVALUACIÓN SOBRE LA BANCA
Asimismo, Rajoy y Rehn tendrán oportunidad de analizar el informe sobre la banca española realizado por el auditor Oliver Wyman. De acuerdo con esa evaluación, la banca española tiene necesidades de capital por 59.300 millones de euros, una cantidad que desciende a 53.745 millones en un escenario adverso si se tienen en cuenta los procesos de fusión en marcha y los efectos fiscales.

El Gobierno solicitará alrededor de 40.000 millones de euros del crédito facilitado por la UE de hasta 100.000 millones para sanear la banca española, según ha avanzado el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre.