Bruselas desmiente "categóricamente" que albergue dudas sobre la cifra española de déficit

A finales del año pasado, el nuevo Gobierno español identificó un desvío significativo en el déficit público

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha negado que tenga previsto multar a España por no adoptar suficientes medidas para corregir su déficit excesivo, pero ha reclamado al nuevo Gobierno que acelere la presentación de los presupuestos para 2012.

"Algunas informaciones que sugieren que medidas que todavía no existen podrían considerarse insuficientes y conducir a sanciones no se basan en hechos sino en la imaginación. Son incorrectas y engañosas", ha asegurado Rehn en rueda de prensa en referencia a una noticia que afirmaba que el Ejecutivo comunitario se plantea multar a España por retrasar hasta marzo la presentación de los presupuestos.

El comisario de Asuntos Económicos ha eludido responder de forma directa cuando se le ha preguntado si el Ejecutivo comunitario cree que el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy ha inflado la cifra de déficit de 2011 al situarla alrededor del 8%, en lugar del 6% comprometido con Bruselas, para que los datos finales de este año parezcan mejores.

"A finales del año pasado, el nuevo Gobierno español identificó un desvío significativo en el déficit público, pero al mismo tiempo adoptó acciones rápidas para limitar esta desviación mediante varias medidas fiscales", se ha limitado a señalar.

Pero su portavoz, Amadeu Altafaj, ha desmentido "rotundamente que la Comisión albergue duda alguna sobre las cifras españolas de déficit". "No hay indicio alguno de cualquier posible irregularidad", ha agregado.

Además, Rehn ha resaltado el compromiso del Gobierno español de respetar los objetivos de déficit para este año (actualmente el 4,4%) y le ha reclamado que "concrete las medidas anunciadas recientemente para restaurar la sostenibilidad fiscal y se dé prisa en la preparación de los presupuestos de 2012 para cumplir los objetivos fiscales para este año y preparar los de 2013".

El Gobierno ha rechazado hasta ahora estas presiones y ha negado que el retraso se deba a las elecciones andaluzas del 25 de marzo. Alega que primero quiere conocer las previsiones económicas actualizadas de la Comisión.

El Ejecutivo comunitario examinará en detalle la situación presupuestaria de España en el contexto de estas previsiones económicas intermedias, que se presentarán el 23 de febrero, según ha explicado el vicepresidente.