¿Broma de mal gusto o intento de amaño en Tercera división?

Juan Rodríguez, consejero delegado del Real Ávila

Saltaban las alarmas en la pasada jornada 28 en el partido disputado entre el Real Ávila y el Virgen del Camino en Los Dominicos, cuando ayer el Diario Sport he hizo eco la denuncia presentada por la Virgen del Camino ante la Guardia Civil de Armunia por el presunto intento de compra del partido que jugaron el sábado día 14 de marzo.

El consejero delegado del Real Ávila, Juan Rodríguez -actual entrenador tras la dimisión ayer de Toni Ayala- ha desmentido cualquier intento de amaño de este partido, calificándolo de “una broma, una conversación jocosa, entre jugadores que se conocen desde hace mucho tiempo.

 

La denuncia recogía que un representante de jugadores ofreció a un jugador del Virgen del Camino 10.000 euros si perdían el encuentro, llegando al descanso con resultado de 1-0 a favor de la Virgen del Camino y de 1-2 para el Real Ávila al final del partido. 

 

La Guardia Civil tomó declaración el sábado a los dos jugadores finalizado el partido en Los Dominicos.

 

Al parecer, de forma paralela, el jugador del Ávila Dela propuso por WhatsApp a Ramírez, de La Virgen, que provocara un penalti a cambio de 500 euros. El jugador del Real Ávila ha sido expedientado por el Club, y su consejero delegado mostraba un “enorme enfado” ante lo sucedido, y ya se ha puesto en contacto con el presidente del Virgen del Camino para disculparse por lo sucedido, habiendo éste aceptado las disculpas, “no queriendo manchar el nombre del club, tratándose de una cuestión anecdótica”.

 

“Bastante problemas tienen el club para estar con estas tonterías, cuando nos encontramos con restrasos de pagos y una situación delicada, intentando salvar además la categoría”. "El Real Ávila no está metido en nada de todo esto, pero es un jugador nuestro y hemos tomado las medidas pertinentes", finalizaba Juan Rodríguez