Bridgestone ha ejecutado ya 37 de los 52 despidos de su planta de Burgos

SITB-USO denuncia la presión psicológica sufrida por la plantilla y las malas formas con las que se está echando a los afectados


BURGOS, 13 (EUROPA PRESS)

Bridgestone ha ejecutado ya 37 de los 52 despidos pactados en su planta de Burgos, conforme al expediente de extinción acordado entre la dirección y el Comité Intercentros y que evitó que se aplicaran en su totalidad los planes de la empresa, que inicialmente tenía previsto la desvinculación laboral de 109 trabajadores.

La compañía empezó a ejecutar este pasado martes los despidos de 327 trabajadores de sus cuatro plantas en España, ubicadas en Puente San Miguel (Cantabria), Burgos, Basauri y Usansolo.

En la misma jornada del martes, se ejecutaron los 17 previstos en Usansolo y 43 de Basauri. Un día después se ejecutaron 80 más en Basauri y este jueves se han completado los restantes, hasta alcanzar la cifra total de 177.

En el caso de la planta de Burgos, hasta la fecha se han ejecutado 37 despidos correspondientes a cuatro turnos y quedan pendientes otros 15 de un quinto turno, tal y como ha explicado a Europa Press Juan Carlos López, de SITB-USO, quien ha denunciado públicamente la presión psicológica a la que se está viendo sometida la plantilla de la factoría.

"ESCOLTADOS HASTA LA CALLE"

En este sentido, el sindicalista ha incidido en las "malas formas" utilizadas para el despido de los afectados, ya que, tal y como ha asegurado, los despedidos "son escoltados hasta las taquillas para recoger sus cosas y de éstas hasta la calle".

La ejecución de los despidos se produce después de que los trabajadores decidieran en asamblea aceptar la última propuesta presentada por la dirección de la empresa, que reduce en 115 personas los despidos en sus distintas plantes, dejando la cifra final de afectados en 327, en lugar de los 442 iniciales. La fecha de salida de los trabajadores será, en todo caso, el día 31 de diciembre en todos los centros.

La indemnización de los despidos será de 42 días de salario por año trabajado, con el límite de 42 mensualidades (3,5 anualidades), frente a los 33 días y una anualidad planteados inicialmente.

De acuerdo con la oferta de la empresa, en Puente San Miguel se reducirían en 36 los despidos, hasta un total de 81, mientras que en Burgos habría 57 menos, hasta 52, y 22 menos en las fábricas vizcaínas de Usansolo y Basauri. Entre estas dos plantas, la empresa ha planteado hacer una movilidad funcional que consiste en el traslado a Basauri de 14 personas mayores de 50 años.

Además, se ha ampliado de siete a 13 las recolocaciones en contratas en la planta de Basauri, con posibilidad de ampliar esta cifra, para Burgos hay previstas ocho recolocaciones y para Puente San Miguel seis.