Borja Jiménez deja el banquillo del Real Ávila

Juan Rodríguez 'Juanito' y Borja Jiménez, en el momento del anuncio del cese del entrenador abulense. / Foto: Antonio S. Sánchez

Tras los malos resultados cosechados en lo que va de temporada, el abulense ha puesto su cargo a disposición del club, que ha decidido sustituirlo por una nueva persona que tome las riendas del equipo cuya identidad aún no se conoce, aunque seguirá formando parte del organigrama técnico tras un acuerdo entre ambas partes.

Tras los malos resultados cosechados por el Real Ávila en lo que va de temporada, con sólo dos victorias de doce posibles, cuatro empates y seis derrotas, dos puntos de los últimos quince posibles, y en puestos de descenso como el equipo menos goleador del Grupo VIII de la Tercera División con sólo seis goles, Borja Jiménez ha puesto su cargo  a disposición del club, que ha decidido rescindir su contrato, por lo que ya no es oficialmente entrenador del conjunto encarnado.

 

El consejero delegado del Real Ávila, Juan Rodríguez ‘Juanito’, fue el encargado de anunciar el cese de Borja y permaneció en todo momento a su lado, apuntando que “hemos decidido hacer un cambio en la estructura técnica después de tener una reunión con él, que puso su cargo a disposición del club por los malos resultados”, y destacó que “le agradecemos enormemente el haber estado con nosotros desde el primer día y haber quitado tiempo de su trabajo y de su familia por nosotros”, además de que “no era fácil coger a este equipo sin haber hecho pretemporada con gente nueva”.

 

A pesar de todo, tal y como apunto Juanito, Borja continuará en el club formando parte del organismo técnico, aunque no anunció donde, como tampoco lo hizo sobre la persona que ocupará su cargo, advirtiendo que ya se anunciará en los próximos días. El canario destacó que no querían que esta situación “enquistara la relación entre Borja y la afición del Real Ávila, queríamos llegar hasta el final con él, pero no ha podido ser, aunque queremos que siga ayudándonos”, y recordó a los aficionados que “no olviden que es un hombre del Real Ávila y de Ávila”.

 

Por su parte, Borja aseguró que “ha sido complicado tomar esta decisión después de tanto tiempo aquí, pero creo que he sido honesto con la gente y con el club, porque soy una persona de club y creo que era la mejor decisión para todos” y destacó que “era el momento de apartarme del primer plano deportivo” y “agradezco el apoyo de toda la gente que ha estado a mi lado”.

 

Cuestionado acerca de los malos resultados, Borja destacó que “el tema mental es lo que más daño nos ha hecho. Si hubieras sacado algo positivo en Almazán, por ejemplo, quizás algo habría cambiado, pero al final entramos en una dinámica negativa, de la que creo que sólo podemos salir con este cambio”.

 

Por ello, comentó, “llevo aquí desde los 18 años y no tengo ningún problema en ponerme al servicio del club en todo lo que pueda ayudar. No sé qué puesto voy a ocupar, si de segundo, tercer entrenador o utillero, me es indiferente, pero voy a colaborar con el club en el que siempre he estado”.

Noticias relacionadas