'Bombazo' en Top Chef: el adiós de Fran Vicente

Contra todo pronóstico, el gran favorito y el que muchos apuntaban como el mejor de los cocineros profesionales del programa de Antena 3 fue expulsado ayer.

El cocinero salmantino Fran Vicente ha dejado el programa de Antena 3, Top Chef.

 

Contra todo pronóstico, el que fuera jefe de cocina del restaurante Coque fue expulsado tras un programa cuanto menos extraño ya que en la prueba de inmunidad volvió a ser elegido entre los tres mejores platos cuando hubo que cocinar con el huevo como protagonista.

 

Más tarde, en una prueba que tuvo mucha polémica detrás, los propios concursantes valoraban los platos de sus compañeros que tenían que hacer un plato a base de 'latas'. El concursante que logró la inmunidad, en este caso David, valoraba doble con su voto y fue definitivo para mandar a Fran, por una parte a la 'Útima Oportunidad' y a Inés, por la otra.

 

La lucha final tuvo como protagonistas a los dos concursantes, la gallega y el salmantino, que hicieron un plato partiendo de un cóctel: un mojito en el caso de Inés y un bloody mary en el caso de Fran. El jurado, en esta ocasión, acabó de expulsar a Fran Vicente, ante el estupor de la audiencia.

 

El salmantino, sin embargo, se ha ganado el respeto del público y de la profesión, ya que ha mostrado siempre una intachable profesionalidad, la mejor de las técnicas y una nueva visión de la cocina, capaz de bordar un plato clásico y de innovar con cualquier producto.

 

Tras el programa de ayer, Fran Vicente escribía en sus redes sociales un emotivo texto en el que había un gran recuerdo para su tierra, Salamanca:

 

"Para un cocinero la mayor recompensa es hacer feliz a las personas con tu trabajo.

Gracias a Top Chef, no sólo he cocinado para el jurado. Realmente lo he hecho para todos los que habéis compartido conmigo esta fantástica experiencia; para todos vosotros.

Salgo de Top Chef con mucho más de lo que llegué. No sólo con los cuchillos que me entregaron en el primer programa, sino también con muchos retos cumplidos, con la amistad sincera de buena parte de mis compañeros y con la lección de que hay que dar lo mejor de uno mismo para superarse cada día.

Normalmente a los cocineros nos conocéis por nuestra cocina, pero Top Chef también me ha dado la oportunidad de mostrarme cómo soy. He sido fiel a lo que aprendí el primer día que entré a una cocina: Disfrutar de una pasión que hoy es mi profesión, y cariño y respeto para tratar la materia prima con la que trabajamos. En la vida el aprendizaje nunca termina. En la cocina, como parte de la vida que es, tampoco.


Soy muy competitivo, pero también muy positivo y una persona agradecida. Gracias a todo el equipo de Top Chef, tanto a las personas que veis cada semana como a los más de 150 profesionales que hacen posible este maravilloso programa. La profesionalidad de cámaras, responsables de sonido, atrezzo, redactores, maquilladores y el equipo gastronómico para que cada grabación salga adelante. Gracias también a mis compañeros, grandes profesionales de los que me llevo lo mejor, y gracias a todos vosotros por tantas muestras de cariño. No habéis dejado de sorprenderme durante todas estas semanas. Sois un ingrediente indispensable. Sin vosotros, no hay plato.

También quiero mandar un abrazo muy grande a toda la gente de mi tierra, Salamanca, para la que siempre intento trabajar promocionando nuestra despensa inagotable. En las calles de mi ciudad me paran hasta los niños y sé que me habéis seguido con ilusión desde el colegio y la Escuela de Hostelería donde me educasteis en la humildad, la sencillez y el esfuerzo. Me emocionáis, paisanos. 

En este mismo muro de facebook compartí con todos vosotros una cita que me encanta de Paulo Coelho: “Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él”.

Yo sigo muy atento a todas las señales para seguir cumpliendo mis sueños y os doy las gracias por acompañarme en este camino y darme tanta fuerza. Sois geniales"
.