Bolt acapara los focos en una cita marcada por las sensibles bajas

El atleta jamaicano Usain Bolt volverá a ser el máximo centro de atención en una gran cita internacional, los Campeonatos del Mundo al Aire Libre, que se celebrarán desde este sábado al domingo 18 de agosto en Moscú, y donde habrá ausencias notables.

El seis veces campeón olímpico tiene una cuenta pendiente con este evento tras lo sucedido hace dos años en Daegu (Corea del Sur), cuando quedó eliminado de forma sonrojante al firmar una salida nula, aunque un año después en Londres se tomó la revancha.


Bolt siempre promete espectáculo y correrá con menos 'presión' sabedor de que en el hectómetro, por unas circunstancias u otras, se le han ido cayendo sus más directos rivales. Su compatriota Yohan Blake, oro en 2011 y plata en Londres, está lesionado, y el estadounidense Tyson Gay ha dado positivo, lo mismo que el otro jamaicano en liza, Asafa Powell.

Todo deja al estadounidense Justin Gatlin como el principal obstáculo para un Bolt que se crece en las grandes citas. De todos modos, no se puede fiar porque el americano le derrotó en la Diamond League de Roma, aunque el jamaicano ha ido progresando y se espera que se tome cumplida revancha en Moscú.

El récord del mundo de 9.58, instaurado hace cuatro años en los Mundiales de Berlín, no parece correr peligro por el estado de forma que ha mostrado, lo mismo que el 19.19 de los 200 metros que logró en la misma cita, una distancia donde es el absoluto e indiscutible favorito.

Además de Bolt, el Mundial de Moscú tendrá otras estrellas a seguir como el británico Mo Farah, que realizó el doblete en los 5.000 y 10.000 metros olímpicos, y que tendrá que lidiar contra la 'Armada' africana liderada por los keniatas y etíopes.

También querrá brillar en Rusia la pertiguista Yelena Isinbayeva, que se despide del atletismo en casa después de haber sido durante los últimos años la 'reina de los cielos', y lo querrá hacer ganando el oro ante su público. Otra atleta a seguir será la etíope Tirunesh Dibaba, que no podrá buscar el doblete de Farah ya que su federación, para que no pugne con Meseret Defar, le ha retirado de la prueba de 5.000 metros.

Sin embargo, los Mundiales de Moscú están 'tocados' por bajas sensibles de algunas de las estrellas más conocidas del atletismo. A las mencionadas de los velocistas Yohan Blake, Tyson Gay y Asafa Powell se unen otros nombres conocidos como el del keniata David Rudisha, actual oro olímpico y plusmarquista mundial de los 800 metros, una distancia en la que tampoco estará el ruso Yury Borzakovsky, oro olímpico en Atenas 2004, también por lesión.

Igualmente, la cita se ha quedado finalmente sin la presencia de la saltadora croata Blanca Vlasic, que no ha querido arriesgar por una posible lesión en el tendón de Aquiles, lo mismo que la campeona olímpica de heptatlón Jessica Ennis-Hill. Cuba, por su parte, acudirá sin el vallista Dayron Robles, al que su país le ha impedido competir por acudir sin autorización a las reuniones en Europa.

 

 

 

Noticias relacionadas