Bodegas Frutos Villar abre delegación comercial permanente en China

Pablo Cai y Mariana Lou, responsables de la delegación de Frutos Villar en Cantón.

Tras cerca de siete años de experiencia en este mercado, las históricas bodegas castellanoleonesas con sede en Cigales intensifican su apuesta por el país asiático ante la creciente demanda de vinos de calidad. 

Bodegas Frutos Villar da un salto cualitativo en la comercialización de sus vinos en China con la puesta en marcha de una delegación comercial permanente en Guǎngzhōu (Cantón), una oficina cuyo responsable será Pablo Cai, responsable de ventas de Bodegas Frutos Villar en China, profesional que colaborará estrechamente con uno de los principales importadores con los que Frutos Villar ha trabajado hasta la fecha en el país asiático, la firma Disproquima.

 

Desde hace cinco años, Bodegas Frutos Villar comercializa sus tintos, blancos y rosados en diferentes regiones de China a través de importadores del país, importantes operaciones de compra-venta independientes que ahora se quieren concentrar a través de esta delegación permanente. Las históricas bodegas con sede en Cigales, y que elabora y distribuye vinos de Ribera del Duero, Toro, Rueda, Cigales y Vinos de la Tierra de Castilla y León, ha estrenado esta delegación comercial este mismo mes de diciembre. La principal razón para llevar a cabo esta apuesta es la creciente demanda en el país asiático de vinos de calidad, pero a precios cada vez competitivos que los vinos franceses o de otras denominaciones de origen españolas como Rioja que tienen desde hace muchos años una importante presencia allí.

 

Además de en China, Frutos Villar comercializa vinos en otros países del entorno como Japón, Filipinas y Tailandia, y en la actualidad está buscando un importador en Vietnam. Bodegas Frutos Villar exporta a 40 países y las ventas en el exterior suponen un 30% de la facturación total de la empresa.