Bloqueo el intento de venta del patrimonio de los agricultores y ganaderos abulenses

Sede de la Cámara Agraria de Ávila.

Los votos de los vocales de ASAJA y dos de UPA frenan el intento de UCCL de lo que desde la primera de las organizaciones agrarias han calificado como "malvender un local de la Cámara para tapar ‘agujeros’ que son producto de su mala gestión".

Los votos en contra de los cinco vocales de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila han logrado bloquear el intento de UCCL, que ostenta la presidencia de la Cámara Agraria, de "malvender el patrimonio de todos los agricultores y ganaderos para tapar los ‘agujeros’ que son producto de su mala gestión", según indicando desde la organización.

 

En la sesión plenaria celebrada hoy, UCCL votó a favor de vender el local propiedad de este organismo, situado en la calle Segovia, 20 de Ávila capital, mientras que la postura de ASAJA de votar en contra recibió el apoyo de dos de los ocho vocales de UPA, mientras que los otros seis no acudieron al pleno

 

ASAJA ya denunció la intención de la Presidencia de la Cámara Agraria de malvender el patrimonio de los agricultores y ganaderos, según explican "como única propuesta para hacer frente a las deudas de este organismo, que son producto de su mala gestión", y apuntan desde ASAJA que "como alternativa a la venta de patrimonio, hace meses ASAJA de Ávila planteó la necesidad de que la Cámara buscase alternativas, como ha sucedido en otras provincias, para generar recursos con los que, tras el fin de las subvenciones, evitar el despido de sus trabajadores", un planteamiento que "cayó en saco roto porque los dirigentes permanecieron de brazos cruzados esperando el cerrojazo de la Cámara", aseguran. 

 

ASAJA apunta que "tampoco ha encontrado una respuesta del presidente de la Cámara, Jesús Muñoz, de UCCL, sobre la mala gestión con los trabajadores", ya que "hace meses que la organización profesional agraria pide explicaciones acerca de la situación de uno de los ya ex trabajadores, pluriempleado, al que se mantuvo en su puesto mientras se prescindía de otros empleados y que compaginaba su labor diaria en la Cámara con la de secretario municipal en cinco ayuntamientos de la provincia".

 

ASAJA expuso sus dudas sobre la capacidad para desempeñar su trabajo en la Cámara, dada la "coincidencia de horarios", motivo por el que "pidió explicaciones en reiteradas ocasiones al presidente de la Cámara y ante las dudas planteadas, el presidente de la entidad cameral dio y sigue dando la callada por respuesta", apuntan.

 

Asimismo, destacan desde ASAJA, "resulta paradójico que ésta sea la tercera vez que UCCL eleva la venta de patrimonio al pleno. En las dos anteriores sesiones, al comprobar la negativa del resto de organizaciones, UCCL retiró la propuesta, que no llegó a votarse. La estrategia de hoy era otra, pero echaron mal las cuentas, ya que para que la votación saliera adelante eran necesarios los votos a favor de los 3/5 presentes en el plenario".

 

ASAJA de Ávila ha lamentado profundamente que se haya llegado a esta situación y recuerda que hace meses la organización profesional agraria se puso a disposición de la presidencia de la Cámara para buscar otro camino ante la difícil situación que se avecinaba. Un ofrecimiento ante el que, comentan, "la presidencia de la Cámara hizo caso omiso, cruzándose de brazos a la espera del triste final que hoy ya conocemos".