Blanco exige que la Junta asuma las competencias de la Residencia Infantas Elena y Cristina y que se habilite un módulo sociosanitario

El portavoz del PSOE en la Diputación Provincial de Ávila, Tomás Blanco. / Foto: Antonio S. Sánchez

El portavoz socialista en la Diputación, Tomás Blanco, ha exigido al presidente de la institución provincial que “pelee” para que la Junta de Castilla y León asuma las competencias de la Residencia Infantas Elena y Cristina antes del año 2016, además de que habiliten el módulo cinco de dicho edificio, “que está cerrado” para abrir allí una residencia sociosanitaria que pueda ser utilizada por todos los abulenses de la provincia.

En cuanto al primero de los temas al que hizo referencia, es de las posibles competencias de la residencia, Blanco apuntó que “desde hace años el PSOE viene exigiendo que sea de gestión de la Junta de Castilla y León, como pasó con el Hospital Provincial, y desde hace años el PP nos viene dando la razón en la Diputación, pero no han hecho nada”, a lo que hay que sumar que “la Consejera ha dicho que no va a asumir las competencias”.

 

Por ello, señaló Blanco, “vamos a intentar convencer al presidente de que hay que negociar fuerte, porque la Junta no puede estar ninguneando permanentemente a la Diputación cargándole con todo el coste de estas necesidades básicas que tiene la provincia”.

 

El portavoz socialista destacó que “esta residencia cuesta a todos los municipios de esta provincia cinco millones de euros” y, además, “cuenta con unas instalaciones que están infrautilizadas”, en referencia al módulo que, según sus palabras, permanece cerrado, y que ellos destinarían a “albergar a las personas mayores con enfermedades crónicas que están siendo sistemáticamente trasladadas del hospital a casa y de casa al hospital”, siendo una residencia “para que precisamente esas personas que no están ni para casa ni para hospital, puedan tener su sitio”.

 

Blanco aseguró que esta exigencia ya se había puesto sobre la mesa del PP y que “a ellos les gustaba la idea”, pero, apuntó, “es incomprensible que nos digan que vamos a tener una residencia sociosanitaria y a la vez decir que la Junta de Castilla y León no quiere asumir la competencia”, y destacó que “con la plantilla de funcionarios de calidad que tenemos es posible dar también ese servicio”, por lo que denunció que “a fecha de hoy estamos infrautilizando el edificio y también infravalorando el personal público”.

 

Por todo ello, Blanco destacó que llevarán estas dos exigencias al próximo Pleno de la Diputación Provincial, donde se pedirá una partida presupuestaria específica para que el citado módulo de la residencia sea habilitado como de ámbito sociosanitario.