Blanco culpa a Antolín Sanz de la situación de Bankia y Paradores

El PSOE presentará mociones en el Congreso y el Pleno de la Diputación para solventar la situación de los Paradores de la provincia. Su portavoz en la Diputación culpa al Presidente del PP de las situaciones originadas en Bankia y Paradores e indica que "está mudo y desaparecido"

El portavoz del Partido Socialista en la Diputación Provincial de Ávila, Tomás Blanco, ha culpado este viernes al presidente del Partido Popular, Antolín Sanz, de los más de 300 despidos que según el socialista va a dejar la reestructuración de Bankia, así como de la desaparición de la Obra Social de Caja de Ávila.

 

Blanco ha recordado que la entidad financiera abulense entró en Bankia con las premisas de mantener los servicios financieros, la Obra Social y el empleo. En este sentido ha asegurado que "ya se nota la falta de servicios financieros en muchos pueblos, la Obra Social ha desaparecido y van a quedar poco más de 200 trabajadores de los 600 que llegó a tener", por lo que ha afirmado que "cuando acabe el proceso habremos dejado de ingresar 15 millones de euros".

 

El portavoz socialista ha culpado también el líder Popular de la situación de los Paradores de la provincia de Ávila, el de Gredos con un anuncio de cierre temporal y el de Ávila con previsión de despidos, y ha asegurado que "es el primer paso para vender los Paradores". Por ello ha solicitado a Antolín sanz, de quien ha dicho que "últimamente está mudo y desaparecido" que manifieste qué medidas se van a tomar para evitar el cierre de estas instalaciones.

 

Tomás Blanco ha anunciado además que el PSOE presentará alternativas parlamentarias en el Congreso para que el Parador de Gredos esté abierto todo el año con un mantenimiento íntegro y para que no haya despidos en el de Ávila. Blanco ha indicado, asimismo, que presentarán una moción al próximo Pleno Provincial en el mismo sentido y se reunirán con los alcaldes de la zona para evaluar las posibles consecuencias de la situación.

 

El socialista ha manifestado que "hay que conseguir paralizar el cierre porque no es sólo el Parador, sino todo lo que le rodea, y si se cierra se estará mandando el mensaje de que no es zona turística", y ha amenazado con que "volveremos a paralizar la comarca" para conseguirlo.