Beteta avisa a las regiones que incumplan el déficit que podrían ser intervenidas

Los mercados han reflejado que parte de los problemas de España radican en las comunidades autónomas
El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha confiado en el compromiso de todas las comunidades autónomas para cumplir el objetivo de déficit de este año, pero ha aseverado que "cualquier riesgo de incumplimiento debe ser atajado de raíz" para corregirlo, con medidas de la Ley de estabilidad que se empezarán a aplicar dentro de un mes y en las que se incluye la intervención. En una ponencia sobre la financiación autonómica en el curso 'La economía catalana a debate' organizado por UIMP Barcelona Centro Ernest Lluch, ha explicado que en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de este jueves se tratará el nivel de déficit de las autonomías para este año con los datos de que dispone el Estado. Ha concretado que si en un mes se confirman desviaciones en las cuentas hasta junio (primer semestre) de algunas autonomías, el Gobierno podrá empezar a aplicar las medidas de la Ley de estabilidad presupuestaria --"si fuera menester, que ojalá no lo fuera"--, entre las que se incluye la intervención de las autonomías incumplidoras. Beteta ha expuesto que es un momento de responsabilidad para las comunidades autónomas, de austeridad, y es el momento "para eliminar todo lo superfluo". Ha argumentado que los mercados han reflejado que parte de los problemas de España radican en las comunidades autónomas, y que por ello se debe extremar la prudencia y el control de las cuentas públicas para cumplir con una cifra de déficit que es "inalterable, invariable y exigible". Ha incidido en que la ley de estabilidad presupuestaria obliga a la responsabilidad y al cumplimiento, de forma que nadie gaste más de lo que tiene, norma básica cuyo seguimiento se había convertido en poco habitual en las administraciones.

COMPROMISO CON LAS AUTONOMÍAS

Ha recordado el leve incremento del presupuesto para las autonomías en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2012, lo que es "prueba palpable del compromiso con las autonomías". Ha añadido que el plan de pago a proveedores suma más de 2.020 millones de euros para Cataluña, para pagar a 1.121 autónomos, 4.296 pymes y 286 grandes empresas: "Esto son hechos, y el resto son palabras", ha aseverado. También ha repasado que la liquidación del año 2010 del Estado hacia Cataluña ha sido superior a la de 2009, y ha asegurado que la financiación para Cataluña cumple los criterios del Estatut, documento sobre el que ha señalado que también recoge la solidaridad interterritorial. Ha afirmado que el nuevo sistema de financiación de 2009 ha dado más recursos a Cataluña respecto a la media, en un contexto de caída de recaudación, con una mejora del 17% respecto al modelo anterior, con 5.500 millones de financiación adicional de 2009 a 2011.