Bertín Osborne y Fabiola ya duermen separados: "Cada uno duerme en su cama"

Tanto Bertín como Fabiola se han convertido en una pareja feliz y unida además de compenetrada, pero el cantante ha revelado que es imposible dormir con él.

Bertín Osborne se ha convertido en la imagen de la firma Eternatur, una marca de colchones con la que él está muy involucrado y como ha confesado está encantado con el nuevo diseño: "Si yo digo que es bueno, es que es bueno está a prueba de bombas, se puede hacer de todo" ha comentado el cantante entre risas.

  

Tanto Bertín como Fabiola se han convertido en una pareja feliz y unida además de compenetrada, pero el cantante ha revelado que es imposible dormir con él, por lo que duermen en camas separadas: "Duerme en su cama y yo en la mía. Yo me muevo mucho, me gustan las camas frías y cuando se calienta, me despierto. Cuando me rozan me entran los calores. La tengo en una cama pegadita a la mía. Si en un momento dado hay que echar la pata por encima se echa, pero cuando hay que dormir, hay que dormir".

  

Y es que si algo queda claro es que por mucho que exista el amor, a la hora de dormir Bertín prefiere hacerlo sólo: "Alguna vez lo hemos intentado. Es muy complicado". "Tienes la sábana y si tiras, me despierto y no puedo dormir". Su relación con Fabiola va viento en popa y es que se compenetran estupendamente, aunque ahora no solo duermen en camas separadas, si no que Fabiola ha decidido enviarle a otra habitación: "Últimamente me manda a otra habitación. He estado muy mal con una muela y dice que ronco y tenemos unos líos horrorosos".

 

  

En esta ocasión Bertín también quiso hacer referencia a su reciente enfermedad, aunque le ha quitado importancia y es que tenía una muela en mal estado pegada al hueso, lo que le provocó fuertes dolores de garganta que le impedía incluso cantar, además de no poder asistir a la boda de la hermana de Paloma Cuevas. Con muchas ganas de irse a vivir a Ciudad Real, Bertín ha contado que pasarán el verano en Sevilla, ya que aún no han vendido la casa: "Tengo que vender una casa para comprar otra, no soy Abello ni Rockefeller".