Berlusconi da marcha atrás y ofrece su apoyo a Letta

Ante la amenaza de deserciones en su partido Il Cavaliere rectifica y garantiza la supervivencia del gobierno de Letta. 

El ex primer ministro Silvio Berlusconi ha anunciado que su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), votará finalmente a favor de la confianza en el Gobierno de Enrico Letta, a pesar de que previamente se había mostrado contrario a ello.

 

Finalmente ha sido 'Il Cavaliere' el encargado de exponer la postura de su partido ante el Senado y, pese a que previamente los parlamentarios del PDL habían decidido votar en contra del Ejecutivo en una reunión presidida por el propio Berlusconi, éste ha dado un giro inesperado.

 

"Hemos escuchado con atención las declaraciones del primer ministro. Hemos escuchado sus compromisos. Poniendo juntas estas expectativas, el hecho de que Italia necesita un Gobierno y reformas, hemos decidido, no sin trabajo interno (en el partido), expresar un voto de confianza", ha declarado ante el pleno del Senado.

 

Paso atrás de Berlusconi, que el sábado había provocado la crisis del Gobierno al obligar a los cinco ministros de su partido, entre ellos su secretario general y viceprimer ministro, Angelino Alfgano, a presentar su dimisión, que ayer Letta rechazó.

 

Posteriormente, varios de ellos, incluido Alfano, manifestaron su rechazo a esta decisión de 'Il Cavaliere', que éste argumentó por la subida del IVA pero detrás de la que muchos ven su más que probable expulsión del Senado esta misma semana tras haber sido condenado en uno de los casos en su contra.

 

Así las cosas, en los últimos días se ha producido un debate en las filas del PDL entre los 'halcones', defensores acérrimos de Berlusconi, y las 'palomas', partidarias de seguir en la coalición de Gobierno y respaldar a Letta, ya que consideran que la situación del país no permite la celebración de nuevas elecciones, opción ésta que reclamaba el ex primer ministro.

 

Esta misma mañana, varios senadores del PDL habían adelantado que más de 20 senadores --se ha llegado a hablar de hasta 50--, habían firmado un documento en el que se comprometían a respaldar al Ejecutivo y romper con el líder del partido. La escisión se daba así por hecha e incluso se hablaba que, con Alfano a la cabeza, el nuevo grupo mantendría la denominación de Pueblo de la Libertad.