Benzema resuelve un lío y clasifica al Madrid

Karim Benzema

Los blancos, que se jugarán el primer puesto ante el Dortmund, ganan en los minutos finales contra diez.

 

FICHA TÉCNICA

 

SPORTING DE PORTUGAL: Rui Patricio; Pereira, Coates, Semedo, Martin; William, Gelson, Adrien, Bryan Ruiz (Schelotto, min.67); Bruno César (Campbell, min.62) y Dost (André, min.72).

 

REAL MADRID: Keylor Navas; Marcelo (Coentrao, min.71), Varane, Ramos, Carvajal; Modric, Kovacic, Lucas Vázquez, Isco (Benzema, min.67), Bale (Asensio, min.58) y Cristiano Ronaldo.

 

GOLES:

0 - 1, min.29, Varane.

1 - 1, min.80, Adrien Silva, de penalti.

1 - 2, min.87, Benzema.

 

ÁRBITRO: William Collum (ESC). Amonestó a Marcelo (min.40) en el Real Madrid y a Bryan Ruiz (min.58) y Campbell (min.90) en el Sporting. Expulsó a Pereira (min.64) del Sporting con roja directa.

 

ESTADIO: José Alvalade.

El Real Madrid salió vivo de Lisboa tras vencer al Sporting de Portugal con un gol de Karim Benzema (1-2) a tres minutos del final y después de desenredar el lío en que se había metido el equipo de Zidane, que finalmente peleará por la primera posición ante el Borussia Dortmund en la última jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

 

Lo mejor de este martes para el Real Madrid fue la pírrica victoria. Lesiones al margen de Bale y Marcelo, los merengues sumaron tres puntos que le dan licencia a seguir batallando por el liderato, allanar su camino en octavos, y acudir a la 'final' del Dortmund con la ilusión intacta. Por momentos, tras el gol de Adrien Silva, el Madrid puso en duda hasta su clasificación para las eliminatorias.

 

En la primera mitad, el conjunto de Zinedine Zidane intentó mantener el orden que tan buen resultado le dio en el derbi, de hecho, el técnico francés apostó por idéntico once -salvo la inclusión de Ramos- y variables de presión muy similares. La idea era dar continuidad a la exitosa visita al Atlético sin la inspiración del reciente derbi.

 

Modric y Kovacic, preocupados en la recuperación, volvieron a ofrecer un gran nivel para equilibrar a los suyos en la sala de máquinas. Isco, por delante, no estuvo tan brillante como el sábado, pero demostró que su sitio debe estar detrás del delantero y que, si ha de fajarse en defensa, perderá lucidez en los metros finales.

 

Bale avisó por primera vez al cuarto de hora y dos minutos después los lusos despertaron con Gelson Martins, una auténtica pesadilla para Marcelo. Un disparo cruzado al segundo palo puso en alerta a Keylor Navas, inédito hasta entonces. El interior caboverdiano fue el mejor argumento de los lisboetas, sobre todo en el segundo acto.

 

Sin embargo, dentro de la lógica imprevisible con la que define sus partidos fuera de casa el Real Madrid, una falta en la frontal terminó sin dueño tras un remate fallido de Cristiano. El francés Varane aprovechó la indecisión local y la llevó al fondo de las mallas. El tanto restaba inclinación a la montaña.

 

A partir de este momento, el Real Madrid jugó con el marcador y dejó crecer a su rival, que tuvo varias ocasiones en botas de Bryan Ruiz y Bruno César, quienes cuestionaron la concentración de los madridistas en su propia área. Todo hacía presagiar que la recompensa a los de Jorge Jesús tenía que llegar antes o después.

 

Y así fue pese a que los portugueses acabasen el duelo con un jugador menos tras una extraña expulsión. Pereira intentó quitarle el balón a Kovacic e impactó en el abdomen del jugador croata, que cayó fulminado al terreno de juego. El árbitro no lo dudó y expulsó al jugador verdiblanco en el mismo momento.

 

Esto dio igual a los locales, que siguieron buscando el premio que metiese los nervios en el cuerpo a su rival. Coentrao, recién entrado al campo, pidió mano de un jugador del Sporting y en su protesta con los brazos en alto cortó una acción de los lusos que terminó significando penalti en contra. Adrien Silva no falló para inquietar a los madridistas.

 

Hasta que apareció Benzema, que había sustituido a Isco para los 20 minutos finales. El francés remató de cabeza con precisión un centro exquisito del capitán Ramos. El gol devolvió el agua a su cauce y dejó de lado --por un momento-- por las lesiones de Bale y Marcelo, que no acabaron el partido. El 1-2 supuso además la primera victoria a domicilio de los merengues en Europa de esta temporada.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: