Bennati logra al fin su triunfo de etapa

Alberto Contador sigue liderando la ronda espaĂąola

El corredor Daniele Bennati, del RadioShack, se ha adjudicado al sprint la decimoctava etapa de la Vuelta a EspaĂąa, disputada entre Aguilar de Campoo y Valladolid sobre 204,5 kilĂłmetros, por delante del britĂĄnico Ben Swift (Sky) y del australiano Allan Davis (Orica GreenEdge). Bennati, que habĂ­a buscado la victoria en anteriores etapas, por fin pudo conseguir el objetivo de subir al podio como vencedor e imponerse al hasta ahora infalible John Degenkolb (Argos Shimano), que fue quinto en Valladolid.

En una etapa en la que el principal peligro era el viento, ante la posibilidad de que se crearan abanicos y cortes por un ritmo alto, finalmente el pelotĂłn consiguiĂł mantenerse compacto pese a que en la recta final de la misma se picĂł tiempo entre diferentes corredores al no seguir el grupo a los velocistas, lanzados a por la victoria.

De todas formas, Katusha intentĂł provocar algĂşn corte en cabeza con una velocidad alta en los Ăşltimos quince kilĂłmetros, aunque la falta de viento lateral o de cara no les fue propicia y se quedĂł en nada, por lo que fueron los equipos de los velocistas los que encabezaron la lucha por el triunfo final.

Para llegar a este desenlace, el pelotón tuvo que tirar abajo una fuga correosa, en la etapa en línea mås larga de esta ronda con sus 204,5 kilómetros, que se formó casi al inicio de la misma y que aguantó hasta los últimos 17 kilómetros, con Gustavo CÊsar Veloso (Andalucía), Brent Bookwalter (BMC), Gatis Smukulis (Katusha), Luis Ángel MatÊ (Cofidis) y Martijn Keizer (Vacansoleil).

Por su parte, Alberto Contador (Saxo Bank) ha conservado el jersey rojo de lĂ­der de la clasificaciĂłn general que tanto le costĂł ganar este miĂŠrcoles sin problemas, dado que no hubo devoluciĂłn de moneda alguna por parte de Joaquim 'Purito' RodrĂ­guez.

Este viernes, la etapa transcurrirĂĄ entre PeĂąafiel (Valladolid) y La Lastrilla (Segovia) sobre 178,4 kilĂłmetros, en la Ăşltima oportunidad para los velocistas de conseguir una victoria en meta o, por quĂŠ no, para que llegue por fin una escapada lejana.