Beitia cumple y se mete en la final de altura

Ruth Beitia

La saltadora Ruth Beitia no falló y disputará la final del salto de altura de los Campeonatos de Europa al Aire Libre que se están celebrando en Ámsterdam hasta el próximo domingo, tras una primera positiva jornada para la delegación española.

De este modo, la veterana cántabra buscará este jueves hacer historia consiguiendo su tercera medalla de oro consecutiva en una cita continental, algo que no ha logrado ningún atleta masculino ni femenino.

 

La de Santander, capitana del equipo, firmó una clasificación bastante firme, superando a la primera su altura inicial, el 1,85. Luego, hizo un nulo en su primer intento sobre 1,89, en lo que su único susto antes de saltarlo y posteriormente cerrar su presencia solventando sin problemas el 1.92.

 

"Me he visto muy bien. He tenido un problema con el viento en el 1,89, pero las sensaciones son muy buenas. Me veo capaz de estar luchando por las medallas, pero lo que ocurra en la final ya se verá", comentó Beitia tras su participación en declaraciones recogidas por la RFEA.

 

Junto a la española, también se metieron la búlgara Mirela Demireva y las italianas Alessia Trost y Desireé Rossit, sus teóricas principales rivales, aunque las dos últimas sin poder con el 1,92. "No suelo mirar mucho a mis rivales. La única presión que noto es la mía propia y la de mi entrenador", advirtió la cántabra.

 

Además de Beitia, España consiguió meter en la final de 3.000 metros obstáculos a sus tres representantes. Sebastián Martos y Fernando Carro lo hicieron por puesto, ambos con mejor marca del años (8:31.98 y 8:33.69), y Abdelaziz Merzoughi, por tiempos (8:34.34).

 

Eusebio Cáceres, Berta Castells y Sabina Asenjo también lograron su billete para sus respectivas finales. El de Onil pasó la clasificación de longitud con 7,91, la undécima mejor marca, mientras que la catalana se clasificó para la pelea por las medallas en martillo con un primer tiro de 68,07 y la leonesa para la del disco con un lanzamiento de 59,72.

 

En la única final de la jornada, los 10.000 metros femeninos, Trihas Gebre terminó novena con un tiempo de 32:20:45, con un podio copado por la turca Yasemin Can, la portuguesa Dulce Félix y la noruega Karoline Grovdal, mientras que en el decatlón, tras la primera jornada, Jorge Ureña ocupa posiciones de podio después de concluir en la tercera plaza con seis puntos de ventaja respecto al cuarto clasificado.

 

Otras buenas noticias llegaron en los 400 metros donde el joven Lucas Bua se clasificó para semifinales ganando su serie brillantemente con un tiempo de 47.00, décimo mejor tiempo, mientras que en féminas pasó Aauri Lorena Bokesa. De igual manera que Úrsula Ruiz, que accedió a la final de peso con un lanzamiento de 16.86 metros y Adrián Vallés, que logró el billete para luchar por las medallas en pértiga con el sexto mejor salto (5.50 metros).

 

En el hectómetro, Ángel David Rodríguez, en busca de la mínima olímpica, superó las series para llegar a unas semifinales donde ya estaba clasificado Bruno Hortelano, y Caridad Jerez y Esther Guerrero hicieron lo mismo en los 110 metros vallas y los 800 metros respectivamente.

 

Por otro lado, en el lado negativo, Jean-Marie Okutu, en longitud, Indira Terrero, lesionada en los metros finales y que causará baja en el relevo 4x400, y Laura Bueno, en 400 metros, Estela García y Nara Jacob, en las semifinales de 200, Javier Delgado, en los 400 metros vallas, Dídac Salas, en pértiga, María Belén Toimil, en peso, y María del Mar Jover --que lo rozó-- y Juliet Itoya en salto de longitud.