Bauzá anuncia la retirada de impuestos medioambientales, cuya aplicación había aplazado al final de la temporada

El presidente del Gobierno balear, José Ramón Bauzá, ha anunciado la retirada de los impuestos medioambientales, contemplados en el Proyecto de Ley de sostenibilidad de la hacienda pública de Baleares y que afectaban a los envases, los 'rent a car' y las grandes superficies, dado que, a su juicio, se están dando las circunstancias "positivas" económicas en la Comunidad Autónoma.
PALMA DE MALLORCA, 18 (EUROPA PRESS)



Así lo ha avanzado en el 'Foro Cinco Días', celebrado en Palma, en el que ha indicado que ha decidido no aplicar finalmente los impuestos medioambientales, que, en principio, el Gobierno balear decidió el pasado mes de junio aplazar al final de la temporada turística, si bien a cambio ha pedido a los empresarios que inviertan en Baleares.

En este sentido, una vez concluyera la temporada, el Ejecutivo tenía previsto retomar las conversaciones con los diferentes sectores para abordar la aplicación de los citados impuestos.

Por otra parte, el presidente del Gobierno balear ha adelantado que en unos días, hará un "anuncio extraordinario" en materia de energía, si bien no ha revelado en qué consistirá.

Bauzá ha avanzado la retirada de los citados impuestos un día después de que se conociera que Baleares ha registrado en los siete primeros meses del año un superávit de 120 millones de euros, lo que supone el 0,46 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), después de que la Comunidad Autónoma contabilizara unos ingresos de 2.377 millones de euros, frente a unos gastos de 2.257 millones, según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

LOS IMPUESTOS HABÍAN PROVOCADO FUERTES PROTESTAS

Cabe recordar que el pasado 15 de febrero, el Gobierno balear aprobó el Proyecto de Ley de medidas tributarias, que suponía la creación de tres nuevos impuestos en la Comunidad, concretamente, el de los envases, el de los vehículos 'rent a car' y el de las grandes superficies, lo que provocó fuertes protestas por parte de los sectores afectados, que mantuvieron varias reuniones con el entonces Vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, a quien exigieron su retirada.

Así, mientras que en un principio el Gobierno balear pretendía que entraran en vigor el 1 de abril, finalmente, el Ejecutivo los fue aplazando con la idea de llegar a un acuerdo con los sectores afectados y tras constatar que muchos paquetes turísticos ya tenían un precio comprometido que no recogía los nuevos gravámenes.

Precisamente, el pasado 7 de mayo, el Parlamento acordó aplazar la Comisión de Hacienda y Presupuestos que se iba a celebrar para aprobar la tramitación de los nuevos impuestos medioambientales.