Baskonia añade al Madrid a su lista de víctimas

Fabien Causeur en el Palacio de los deportes

Los de Vitoria toman posiciones (4-2) en el 'Top 16'.

El Laboral Kutxa sumó un nuevo triunfo de prestigio este viernes al asaltar (68-77) el Barclaycard Center del Real Madrid, con el que toma la delantera y se posiciona con un importante 4-2 en el exigente Grupo F del 'Top 16' de la Euroliga, de cara a estar entre los ocho mejores del continente, una pelea que se antoja dura para los blancos en la segunda vuelta.

Ese balance favorable era mucho botín tras seis jornadas. La pelea fue hasta el final, con el Madrid tratando de sacar orgullo e intimidar a un rival que dominó desde el tercer cuarto y que no hace sino tumbar gigantes de Euroliga. Como en el duelo de Liga Endesa, los de Vitoria tumbaron al Real Madrid para asegurarse un balance positivo al término de los primeros siete partidos. Con 3-3, los blancos tendrán que sudar a domicilio.

No fue un duelo de defensas, al menos de inicio. Los de Pablo Laso, con Gustavo Ayón y Felipe Reyes camparon a sus anchas por la zona rival. Mientras, los de Velimir Perasovic encontraron siempre un tiro sin marca con el que hacer daño a los blancos. El acierto visitante manejó el primer tiempo, pero no llegó a hacer sangre con la llegada del descanso (37-41).

Con 10 puntos de Causeur en el primer parcial y una buena puesta en escena de muñecas, el Baskonia quiso mandar, pero le condenó su defensa. El Madrid encontró la puerta abierta en la mayoría de sus incursiones y Sergio Rodríguez y Llull gozaron de la poca puntería local. La mejor noticia por momentos para los de Laso fue el nulo protagonismo de Ioannis Bourousis, fruto en gran parte de una gran defensa de Hernangómez.

El ex del Madrid, que entró con tres minutos por jugar en el primer cuarto, no llegó a despegar en toda la primera mitad. Aún así y con dos triples seguidos de un Bertans dispuesto a suplir los número del ausente Shengelia, el conjunto vasco inició su intento de escapada en la reanudación (19-25). El juego interior de Ayón volvió a mantener a los blancos pero la puntería se confirmó como serio hándicap local.

Además, con cinco faltas en cuatro minutos, el Madrid sufrió ante un Baskonia que no supo aprovechar el momento para encarrilar el partido. La baja producción de Bourousis y dos triples finales del 'Chacho' y Felipe Reyes permitieron a los de Laso irse al descanso minimizando daños y sólo cuatro puntos abajo. La sequía blanca siguió tras el paso por los vestuarios y los de Laso se aferraron al canario y al Palacio.

BOUROUSIS TERMINA APARECIENDO.

El 'Chacho', sin embargo, que fue duda por unas molestias hasta última hora, tampoco encontró con facilidad el camino a la red rival. Mientras, Baskonia apretó en defensa y se fue con descaro a por el partido como ya había hecho en las semanas anteriores ante otros dos gigantes como CSKA de Moscú y FC Barcelona Lassa. La victoria valía su peso en oro y el club de Vitoria apostó a lo grande.

Mientras el Madrid y el feudo blanco se desquiciaban con decisiones arbitrales, Baskonia siguió a lo suyo, aunque en el peor momento, los de Perasovic se quedaron sin pólvora. El cuadro local aprovechó la pequeña crisis visitante para sacar orgullo y amenazar con la remontada, a pesar de que un mal último minuto devolvió el colchón de diez puntos a los vascos (49-59).

Con Llull, Rodríguez y Hernangómez tirando del carro el Madrid confirmó esas dudas del Laboral Kutxa en sólo tres minutos del último cuarto (57-61). Sin embargo, las acciones de Tillie y sobre todo los rebotes de Bourousis (terminó con 14) guardaron una mínima ventaja que fue creciendo pese a los triples de 'Chacho' y Nocioni (63-73). Con dos minutos por delante, las acciones del pívot griego terminaron sentenciando a su ex equipo.