Bardet aprovecha la fuga y los favoritos dejan escapar la segunda etapa alpina

Los Movistar, muy conservadores; solo lo intentó Contador desde lejos.

LA ETAPA DEL VIERNES

 

Este viernes se disputará la tercera etapa en los Alpes, con salida en Saint-Jean-de-Maurienne y final en La Toussuire- es Sybelles. Los corredores afrontarán cuatro puertos en 138 kilómetros, con un clásico como la Croix de Fer, de categoría especial y donde comenzará lo duro del día, y el final en un puerto de primera categoría de 18 kms y con promedios superiores al seis por ciento.

El ciclista francés Romain Bardet (AG2R) se impuso en la decimoctava etapa del Tour de Francia, disputada este jueves entre las localidades de Gap y de Saint-Jean-de-Maurienne, sobre 186,5 kilómetros, mientras que el inglés Chris Froome (Sky) sigue como sólido líder después de una segunda jornada alpina un tanto descafeinada.

 

El joven corredor galo, de 24 años, fue el más fuerte de la inicial fuga de casi 30 unidades que se formó al comenzar el día y se escapó hacia el triunfo en el descenso del Glandon, logrando una ventaja sobre sus rivales que supo mantener.

 

En cuanto a los favoritos, el español Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) volvió a intentarlo desde lejos, a más de 40 kilómetros de la meta, pero apenas pudo abrir hueco. Sólo el pinteño y el italiano Vincenzo Nibali (Astana) trataron de hacer daño, con Nairo Quintana y Alejandro Valverde (Movistar Team) más 'tranquilos', pero Froome se mostró fuerte y reforzó un día más su liderato a falta de dos exámenes.

 

De inicio, 29 corredores se fugaron en busca de conseguir la gloria en forma de etapa. En esta numerosa escapada, nombres destacados como los del español Joaquim Rodríguez (Katusha), ganador ya de dos etapas, los franceses Romain Bardet, Thibaut Pinot (FDJ), tercero el año pasado, y Pierre Rolland (Europcar), o el canadiense Ryder Hesjedal (Garmin-Giant), campeón del Giro en 2012.

 

Este grupo se mantuvo prácticamente unido tras los cinco primeros puertos de la jornada, pero la llegada del 'coloso' Glandon fue haciendo la selección definitiva, entre los que se mantenía 'Purito', bravo en su pelea por defender su maillot de 'rey' de la montaña, pero que no tuvo fuelle en el momento de la verdad.

 

Los escapados contaban con más de dos minutos sobre el grupo de Froome, donde, de nuevo y como sucediera ayer miércoles, Contador mostró su irreductible carácter. El de Pinto, más con el corazón como él mismo reconoció en la meta, atacó a falta de 46 kilómetros, buscando recuperar parte del tiempo perdido, pero desde atrás le controlaron y su margen nunca fue demasiado amplio.

 

BARDET SE MARCHA EN EL DESCENSO

 

Bardet y el colombiano Winner Anacona (Movistar Team) fueron los primeros en coronar el puerto alpino, y en el descenso, el francés se marchó abrirendo un hueco que iba a ser definitivo. Por detrás, Contador seguía en su pelea, con Nibali también volviendo a probar suerte, en un ataque que hizo daño a Alejandro Valverde (Movistar Team), pero a poco de la cima por lo que el murciano minimizó el daño.

 

SIN CAMBIOS EN LA GENERAL

 

La escasa ventaja del ciclista del Tinkoff sobre el grupo de Froome fue enjugada rápidamente en el descenso del Glandon, lo mismo que la que tenía en contra el campeón de España. Ya prácticamente no hubo más ataques entre los aspirantes, salvo un arreón de nuevo de Nibali en la subida de Les Lacets de Montvernier, mientras que tanto Nairo Quintana (Movistar Team) como Valverde estuvieron en esta ocasión más conservadores y a la espera de una mejor oportunidad.

 

Mientras tanto, Bardet, sexto en la general de la 'Grande Boucle' el año pasado mantenía su ventaja sobre sus perseguidores y podía sumar su mejor éxito de su carrera, aunque este año ya había ganado una etapa de prestigio en el Criterium Dauphiné Libéré.