Bárcenas dice que el PP tenía 'caja B' en "todas las provincias y regiones" y que el presidente lo sabía

Furgón en el que ha llegado a la Audiencia Nacional Luis Bárcenas

Asegura que Cascos ejerció como tesorero durante tres años y Acebes le pidió que comprara acciones de Libertad Digital.

El extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas ha declarado que la formación tenía 'caja B' en "todas las provincias y regiones" que se destinaba a la financiación de las campañas electorales y que este sistema era revisado por los secretarios generales y conocido por los presidentes, informaron fuentes jurídicas.


Bárcenas, que ha declarado durante más de cinco horas ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, no ha dado cifras concretas sobre este sistema de financiación, que dependía de cada organización local, aunque ha señalado que el PP se nutría de los fondos que facilitaban los donantes, que siempre estaban dispuestos a colaborar en época electoral.

El extesorero se ha ratificado en las anteriores declaraciones que ha prestado ante el juez Ruz y ha confirmado la veracidad de las anotaciones manuscritas que recogió en su contabilidad B, incluidas los pagos por valor de 50.000 euros que, según él, habrían recibido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras un embargo de 167.000 euros al PP de Pontevedra.

A preguntas de las fiscales Anticorrupción, Concha Sabadell y Concha Nicolás, Bárcenas ha indicado que una parte de los gastos de las campañas electorales se sufragaba siempre con dinero negro y que la caravana de Rajoy en 2004 se financió, entre otros ingresos, con un pago de 300.000 euros por parte del presidente del Parlamento valenciano, Juan Cotino, que visitó la sede de Génova el 11 de marzo de 2004.

De igual modo, ha indicado que dos fundaciones de las que era tesorero, la de Estudios europeos y la Popular Iberoamericana, también se encargaban de sufragar actos electorales.

Al ser preguntado por casos concretos, ha señalado que el exalalde de Majadahonda Guillermo Ortega, imputado en el 'caso Gürtel', se ocupaba de la financiación de la campaña electoral y la organización de los actos y que en Pozuelo de Alarcón, donde gobernaba Jesús Sepúlveda, esta labor la llevaba el tesorero. El PP de Las Rozas también tenía este sistema de financiación.

OCHO MILLONES DE PESETAS DE NASEIRO

El compareciente ha nombrado explícitamente a los exsecretarios generales Francisco Álvarez-Cascos y Ángel Acebes como supervisores de la supuesta 'caja B' y ha especificado que el primero le ordenó guardar ocho millones de pesetas en dinero negro en abril de 1990, tras la detención del entonces responsable de las finanzas 'populares', Rosendo Naseiro.

En este sentido, ha señalado que tras la dimisión de Naseiro en 1990 Álvarez-Cascos ejerció como tesorero hasta 1993, por lo que recaudaba dinero de los donantes y se lo entregaba en efectivo. Acebes, por su parte, le pidió en 2004 que buscara empresarios para comprar acciones de Libertad Digital.

Del mismo modo, ha dicho que sus poderes como tesorero no fueron revocados hasta marzo de 2010, en contra de lo sostenido por Cospedal, quien señaló que Bárcenas dejó sus atribuciones en octubre de 2009. En este sentido, el extesorero ha dicho que puede demostrar sus palabras porque hasta esa primera fecha dio orden de renovar unas letras del tesoro que el PP tenía como inversión en el Banco Popular.

"CAÑAS SERÍA IMBÉCIL"

En otro punto de su declaración Bárcenas ha defendido, tal y como apuntó en su comparecencia del pasado 15 de julio, en la que dio un giro a su estrategia de defensa y reconoció la autoría de los manuscritos, que todas las anotaciones que realizó eran "ciertas" y que siempre las tomaba a partir de las indicaciones del entonces tesorero, Álvaro Lapuerta.

También ha contradicho al gerente del PP de Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, que aseguró el 6 de noviembre de 2013 ante Ruz que dio un recibí de 200.000 euros a Bárcenas pero no obtuvo ningún dinero a cambio. La transferencia, según el extesorero, respondía al pago de una comisión por la concesión de un contrato de basuras a Sufi, filial en Sacyr, en el Ayuntamiento de Toledo. "Si hubiera hecho eso, sería imbécil", ha dicho Bárcenas antes de apuntar al exalcalde de Toledo José Manuel Molina como intermediario en la operación.

De igual modo, ha reiterado que el secretario general del PP de La Rioja y senador, Carlos Cuevas, le planteó en 2008 en la Cámara Baja la necesidad de blanquear 200.000 euros en donativos que posteriormente volvieron a la organización regional y fueron utilizados en la reforma de la sede del partido en Logroño.

Bárcenas, que se encuentra en la prisión de Soto del Real (Madrid) desde el pasado 27 de junio, está imputado por los delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho, falsedad documental y estafa procesal en grado de tentativa. A su esposa, Rosalía Iglesias, se le atribuyen los mismos delitos menos el de cohecho.

 

Noticias relacionadas