Bankia requiere ayudas públicas por 19.000 millones de euros

La entidad pedirá los recursos necesarios al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria
Bankia requiere ayudas públicas por importe de 19.000 millones de euros entre saneamientos y necesidades de capital para garantizar su viabilidad futura, según informaron a Europa Press en fuentes financieras.

Así se desprende del plan de saneamiento diseñado por el nuevo equipo gestor encabezado por José Ignacio Goirigolzarri en colaboración con el Gobierno y el Banco de España y con el asesoramiento de Goldman Sachs.

Goirigolzarri espera obtener este viernes la aprobación del consejo de administración de Bankia a dicho plan de saneamiento, que además de la solicitud de ayudas públicas multimillonarias contempla la venta de participaciones industriales.

Bankia aprovechará la disposición que el ministro de Economía, Luis de Guindos, expresó en el Congreso esta semana de surtir el volumen suficiente de recursos públicos para que la solvencia y rentabilidad de la entidad queden absolutamente cubiertas.

Cuando el Banco de España dé 'luz verde' al plan de saneamiento, la entidad pedirá los recursos necesarios al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), a la espera de aprobación de su órgano de gobierno.

En su comparecencia este miércoles en el Congreso de los Diputados, De Guindos ya adelantó que BFA-Bankia requeriría dinero público por importe de al menos 9.000 millones de euros, entre saneamientos (7.100 millones) y necesidades de capital (1.900 millones).

Este importe no incluye el canje en capital del préstamo público por importe de 4.465 millones de euros que recibió BFA en el ejercicio 2010 del FROB para la creación del grupo de siete cajas de ahorros.

La recapitalización del grupo se llevará a cabo a través de dos ampliaciones de capital, de la matriz BFA en primer lugar, y posteriormente de Bankia.

El consejo de administración de Bankia también podría asistir a cambios en la composición de sus miembros de acuerdo al deseo de De Guindos de profesionalizar su gestión con la reducción del número de consejeros y la introducción de profesionales independientes.

Goirigolzarri solicitó esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la suspensión de la cotización de Bankia, que marcó su último cambio en 1,57 euros, lo que supone una pérdida del 58% desde que su debut en Bolsa el pasado 20 de julio a 3,75 euros.