Bankia quiere personarse en el 'caso Rato' para defenderse de los daños causados por el ex ministro

Bankia ha pedido personarse en las actuaciones que se siguen contra el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. Así esperan defender sus intereses ante los posibles perjuicios que las actuaciones del que fuera su presidente pudieran haber causado a la entidad.

Bankia ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid poder personarse en las actuaciones que se siguen contra el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato y otras diez personas por presuntos delitos fiscales, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares, con el objetivo de defender sus intereses ante los posibles perjuicios que las actuaciones del que fuera su presidente pudieran haber causado a la entidad.

 

Así lo han señalado fuentes jurídicas a Europa Press, que explican que el instructor de la causa deberá valorar ahora si aprueba dicha personación. Durante las próximas semanas el Juzgado está siendo dirigido por el juez Marcelino Sexmero, al encontrarse su titular Antonio Serrano-Arnal de vacaciones.

 

La semana pasada, Sexmero acordó prorrogar por un mes el secreto que pesa sobre una de las piezas de la causa, en la que se investiga concretamente un supuesto blanqueo de capitales cometido por Rato y otras personas derivado del cobro de comisiones presuntamente fraudulentas por contrataciones en Bankia.

 

La secretaria del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid dio cumplimiento la semana pasada a las últimas diligencias acordadas por el titular Serrano-Arnal, que consistieron en el desprecintado y volcado de los depósitos intervenidos en los registros efectuados a dos de los imputados. Estuvieron presentes una comisión del juzgado y agentes de la UCO.

 

Antes de acogerse a sus días de descanso, Serrano-Arnal, tomó declaración a Rodrigo Rato como imputado y a otras 16 personas como testigos, dos de las cuales pasaron a integrar la lista de imputados, que ya alcanza un total de once.

 

Entre ellos se encuentra personal de las agencias de publicidad Publicis Comunicación España y Zenith Media, empresas concesionarias de contratos con Bankia en la época en la que Rato era su presidente. Ambas pagaron comisiones por importe de más 800.000 euros a cambio de estos anuncios y más de la mitad se derivaron a la empresa Kradonara, según las investigaciones.

 

Esta comisión irregular acabó en las arcas de Kradonara, de la que el exministro 'popular' es "el beneficiario último" a través de la sociedad británica Vivaway y, según los indicios que obran en la causa, fue ingresada por Albisa SL, compañía de otro de los imputados, el presunto testaferro Alberto Portuondo.

 

Albisa SL fue, según el juez, "artífice de la obtención de Bankia como cliente" para las empresas publicitarias mencionadas que se ocuparon de las campañas de publicidad destinadas a dar a conocer la nueva marca y su salida a Bolsa.

 

Además de a Rato, Arellano y Montero, el juez atribuye los mismos tres delitos a Portuondo, --el único que ha sido enviado a prisión-- y al abogado Domingo Plazas. Serrano-Arnal también mantiene la imputación sobre la directora general de Zenith, Candi Rodríguez, el consejero delegado de Publicis, Xabier Olazábal, así como dos directivos de ambas sociedades. Este miércoles imputó, además, a otra de las personas que declararon como testigos.