Bankia emite desde este lunes los nuevos títulos fruto del contrasplit

Recursos de Bankia

Expertos aconsejan no invertir en el valor por el momento, aunque prevén que se estabilice entre 1,4 y 1,6 euros

Mañana lunes, día 22 de abril, comenzarán a cotizar en el mercado las nuevas acciones de Bankia fruto de la reducción a un céntimo de su valor nominal y su simultánea agrupación en una proporción de 100 a 1 ('contrasplit'), lo que fijará el nominal en un euro y elevará el valor de los títulos sin afectar al volumen invertido.

 

Los nuevos títulos se emitirán a un precio de 1,352 euros por acción, de los que un euro será el valor nominal y 0,35 la prima de emisión para absorber la valoración económica de -4.845 millones de euros de la entidad.

 

El grupo BFA-Bankia inicia así la última fase de su proceso de recapitalización, que incluye una serie de medidas adoptadas por la Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

 

Entre estas medidas se encuentra la reducción del valor nominal de los actuales títulos, el 'contrasplit', la amortización de los bonos convertibles contingentes emitidos por Bankia y suscritos por BFA y el canje de instrumentos híbridos por acciones.

 

En primer lugar, el valor nominal de las acciones de Bankia pasará de los dos euros actuales a 0,01 euros. Posteriormente se producirá la agrupación de acciones. A continuación se llevarán a cabo de manera simultánea dos ampliaciones de capital por un importe total de 15.540 millones de euros.

 

La primera, para sustituir la emisión de bonos convertibles contingentes por una ampliación de capital de 10.700 millones realizada por Bankia y suscrita por BFA. Esta ampliación se hará con derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas de Bankia y estará íntegramente asegurada por BFA.

 

La segunda se hará mediante el canje de instrumentos híbridos por acciones de Bankia por un importe estimado de 4.840 millones de euros. El canje es obligatorio e independiente del proceso de arbitraje para tenedores de híbridos.

 

Según el dictamen de la Comisión rectora del FROB, liquidar Bankia hubiese costado 64.000 millones de euros, tres veces más que las ayudas que ha recibido el banco.

 

Los expertos consultados por Europa Press aconsejan no invertir en el valor hasta que se estabilice, ya que su tendencia sigue siendo "agresivamente bajista". Sin embargo, prevén que una vez que se asiente podría cotizar a 1,4 o 1,6 euros.

 

El analista de XTB Daniel Álvarez ha afirmado que "da la impresión" de que el objetivo del 'contrasplit' es "maquillar" el precio de los títulos para hacerlo "más atractivo", pero ha insistido en que la tendencia del valor "sigue siendo agresivamente bajista".

 

Además, considera que la ampliación de capital en dos fases que tiene previsto realizar la entidad para culminar su recapitalización deja la impresión de que "es conveniente permanecer fuera del valor a la espera del desarrollo de los acontecimientos venideros".

 

Por su parte, el analista de IG Markets Daniel Pingarrón ha indicado que el contrasplit "no tiene ningún efecto real sobre la acción", ya que es una medida que se toma "para hacer manejable la cotización".

 

"Una acción que cotice a un céntimo es muy difícil de manejar, al tener una volatilidad extrema (con la unidad mínima de variación, una milésima de euro, ya cambiaría un 10% su precio)", ha dicho.

 

Pingarrón mantiene que cuando empiecen a cotizar los nuevos títulos "puede haber mucha inestabilidad en un primer momento, lo que hace impredecible lo que pueda ocurrir en primer término", pero adelanta que "lo normal es que la acción no tarde en estabilizarse en niveles relativamente semejantes a los actuales".

 

Antes de que las nuevas acciones lleguen al mercado, Bankia ha inscrito en el Registro Mercantil su reducción de capital social y la agrupación y aumento del valor nominal de los nuevos títulos ('contrasplit') en una proporción de 100 a 1.

 

En concreto, esta operación supondrá una reducción de su capital social en 3.967,98 millones de euros mediante la disminución del valor nominal de sus acciones de los dos euros actuales a 0,01 euros por acción y a la reducción de su capital social en un importe de 0,54 euros, mediante la amortización de 54 acciones de 0,01 euros de valor nominal con la finalidad de posibilitar la agrupación de acciones derivada del 'contrasplit'.

 

Tras estas medidas, el capital social de Bankia quedará fijado en 19,93 millones de euros, representado por 19,93 millones de acciones nominativas, íntegramente suscritas y desembolsadas, con un valor nominal cada una de ellas de un euro y pertenecientes a una única clase y serie.