Banco Ceiss firma con la Sareb el ajuste de sus valores inmobiliarios por 1,9 millones

El banco de la extinta Caja Duero-España ha suscrito con el 'banco malo' el acuerdo para la liquidación de sus activos inmobiliarios dañados, que forma parte del proceso para cerrar su fusión con Unicaja.

Banco Ceiss ha suscrito con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) el acuerdo transaccional de liquidación enmarcado dentro del proceso para cerrar su fusión con Unicaja, informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este acuerdo se enmarca dentro de la aceptación de las nuevas condiciones de la oferta de adquisición de Unicaja, acordadas el pasado 28 de enero.

 

El acuerdo no es más que la confirmación de que Ceiss acepta el ajuste en la valoración que se hizo en su día sobre los activos inmobiliarios dañados que cedió al Sareb en el proceso para sanear sus cuentas. Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (banco Ceiss)  formalizaron con fecha del pasado 25 de febrero el contrato de transmisión de activos al denominado 'banco malo' por un importe total de 3.137.373.619,80 euros.

 

El importe total de los activos objeto de la subsanación ha ascendido a 1.946.717,11 euros, importe que ha sido calculado aplicando los criterios del contrato de Transmisión de Activos. El valor de adquisición de los activos procedentes de Ceiss, una vez realizada la presente  subsanación, asciende a 3.135.426.902,69 euros. 

 

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) estima un coste en dinero público de hasta 402 millones de euros para cerrar la fusión entre Unicaja y Ceiss, que prevé que se culmine en las "próximas semanas" y así no agotar el plazo del 31 de marzo fijado por la entidad andaluza.

 

En concreto, un máximo de 160 millones se destinarían a compensar a los bonistas de Ceiss (antiguos tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada) que han aceptado la oferta de Unicaja y fueron afectados por mala comercialización.

 

A esta cantidad habría que sumar la garantía adicional de hasta 241 millones del FROB para cubrir los riesgos de litigiosidad derivados de los minoristas que han rechazado la oferta y un millón de euros por la contingencia de los traspasos a la Sareb.