Balance de un año malo para agricultores y ganaderos

Balance del aó 2012 en el sector agrario

La Alianza por la Unidad del Campo, formada por UPA-COAG, de Ávila valoran negativamente el año 2012 en lo que respecta a la actividad agraria, tanto en la provincia como en la región. Los recortes, la tardanza en el cobró de la PAC, la edad media de los agricultores y ganaderos o la climatología han repercutido a que como media 4 agricultores y ganaderos de la región abandonaran el sector por las perdidas

Según UPA-COAG, “desde los meses de febrero y marzo muchos agricultores y ganaderos están perdiendo dinero” debido a los lobos, la negociación de la PAC, los precios que les pagan por los productos, y la subida de carburantes o del precio del cereal, por la climatología o por los recortes de las administraciones. Por tanto, los datos son preocupantes para el sector

 

Climatología

 

Uno de los puntos que más ha incluido en los problemas del campo ha sido la falta de lluvias y el tiempo que ha sido malísimo. Según Ignacio Senovilla “tenemos un refrán en el campo que dice “Entre abril y mayo se compone el año” y han sido muy malos por la seguía y porque no ha crecido la cosecha como se esperaba”.

 

Esto también ha repercutido en los ganaderos que realizan la trashumancia ya que en Extremadura las rentas son muy altas y además este año han tenido que llevar agua y cereales para los animales por su escasez

 

A lo largo del año 2012 las cosechas disminuyeron la producción por este motivo; en el caso del cereal entre el 30 y el 35%  y en el de las plantaciones de girasol entorno al 50%.

 

Sector lácteo

 

“Los precios que estamos recibiendo por un litro de leche, señala Senovilla, es igual que hace 25 años”. España es el país de Europa que más barato cobra la leche, por debajo del resto de 26 países que forman parte de la UE. Además, en el mes de febrero y marzo se produjo una subida desmesurada del cereal, “sin fundamento”, llevando a las explotaciones, sobre todo de vacuno,  a tener perdidas.

 

Desde UPA-COAG están aconsejando a los ganaderos que no firmen los contratos, que el Ministerio quiere implantar como obligatorios, “ya que no aparece el precio y un contrato en blanco es una sentencia”. El precio debería rondar los 0,34-0,35 euros para las explotaciones de vacuno y así poder cubrir costes.

 

Recortes

 

El 2013 puede ser un año muy malo y con bastantes conflictos debido también a los recortes de la Junta de Castilla y León:

  • Uno de ellos hace referencia al precio de la tonelada de azúcar, que la Junta se comprometió a pagar 6 euros por tonelada y no lo está cumpliendo. Lo han recurrido, incluso judicialmente porque la repercusión para los agricultores es muy grande.
  • También se han retirado las ayudas a los seguros (unos de carácter obligatorio y otros voluntarios), asumiendo por tanto unos mayores costes los ganadores.
  • Asimismo, se han eliminado de las partidas presupuestarias para 2013 las Ayudas por mejoras en las explotaciones.
  • Estos recortes también afectan a los pueblos, que cuanto más pequeños son más les afectan.

La PAC: cambios y negociaciones

 

Durante todo el año 2012 se han realizado las negociaciones de la Nueva PAC, pero todavía no ha sido aprobada. En principio tendría que estar vigente de 2014 a 2020 pero se retrasará hasta el 2015.

 

Este tipo de ayudas suponen un 36 o 38% de los ingresos de las explotaciones de agricultores y ganaderos, y se producirá “una disminución importante del presupuesto”. Desde UPA-COAG se pide que sólo se pague el 100% de las ayudas a las personas que realizan la actividad agraria a Titulo Principal, es decir, “aquellas cuyos ingresos, en un porcentaje superior al 50%, provienen del sector agrario y están dadas de alta en este régimen de la Seguridad Social”. Por ejemplo, en la provincia de Ávila se han presentado unas 10.000 solicitudes de la PAC, de las cuales sólo 3.225 cumplen los requisitos mencionados anteriormente.

 

También piden que se establezca un techo máximo de dinero recibido por cada explotación, que “sería de unos 100.000 euros, ya que algunos cobran varios millones de euros por estas ayudas”. Y se da la paradoja que los que más cobran no viven ni en el campo ni del campo, “sino que Madrid es el municipio de España donde más ayudas se cobran y en sitios como el Barrio de Salamanca, la calle Serrano y otras del centro de la ciudad. Algo que llevamos denunciando desde hace años”.

 

Para 2015 cambia el modelo de petición de estas ayudas, “haciéndolo más complejo y perdiendo unos derechos históricos por unos nuevos”. Además, se reduce la cuantía de las ayudas y puede aumentar el número de hectáreas que pueden solicitarlas “de 16.000 actuales a 33.000”. Siendo la provincia de Ávila una de las más perjudicadas a nivel nacional por estos cambios.

 

Otro problema es la edad de los preceptores de la PAC, que en el año 2012 recibían 55,25% personas con edades comprendidas entre los 55 y más de 65 años. Mientras que los menores de 25 años sólo eran un 0,37% de la población que trabaja en el sector y de 4,75% personas entre los 25 y los 34 años. Por tanto, ese envejecimiento de la población empleada en el sector agrario “puede pesarnos a la larga porque estamos jugando con quien será el agricultor y ganadero de los próximos años”.

 

Lobos

 

Otra causa de perdidas, esta vez en el sector ganadero, ha sido la presencia de lobos en varias zonas de la provincia de Ávila. En 2012 se han perdido “400 cabezas de ganado que se ha denunciado su muerte (otros ganaderos no denuncian); pero otras quedan heridas, se producen abortos y tienen durante un tiempo problemas para producir leche, lo que hace que aumenten los gastos de los ganaderos”.

 

Desde varios Ayuntamientos se han empezado a pedir mociones para que se solicite a la Junta de Castilla y León que declaren Ávila como zona libre de lobos, ya que suponen cientos de miles de euros en pérdidas al año. Además de la adhesión de los pueblos afectados, “pediremos a otras organización (asociaciones de cazadores, comisiones mixtas de los pueblos, etc.) que también firmen dicho acuerdo”. Para ello se dan de plazo hasta el mes de febrero, más o menos.